La Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (CEEA) valoró este martes que el Gobierno de Alberto Fernández “haya oído el reclamo” que el sector viene manifestando hace meses y haya oficializado la flexibilización del cepo a las exportaciones de carne, pero lanzó advertencias sobre medidas oficiales sobre el mercado del maíz.

//Mirá también: Tras la reunión con la Mesa de Enlace, Domínguez anunció que se libera la exportación de vaca conserva a China

La CEEA dijo en un comunicado -firmado por las cuatro entidades agroganaderas- que restringir exportaciones es una “mala política pública” que hace perder a los productores y al país en su conjunto.

“La nueva flexibilización de las exportaciones de carne vacuna publicada en el Boletín Oficial es un paso adelante en búsqueda del escenario ideal basado en la libertad comercial y exportadora, ya que es la única forma de tener rentabilidad en la ganadería para poder dinamizar la cadena y generar mayor oferta de carne en la mesa de los argentinos”, dijo la CEEA.

Siembra de maíz en el sudeste de Córdoba.

Por otro lado, las entidades indicaron que ven con preocupación las decisiones adoptadas en el mercado de maíz que generan “confusión y desconfianza” en toda la cadena.

“Burocratizar aún más el régimen de exportaciones y desalentar la producción son malas señales para un país que necesita desarrollo productivo, generación de divisas genuinas, y producir empleo y trabajo”, dijo la entidad.

E indicó que el sector necesita recuperar el camino de la transparencia de los mercados, para restituir la confianza de los actores económicos y mantener la inversión y uso de tecnologías necesarias para alcanzar una mayor producción, contribuyendo al desarrollo de las actividades económicas del país.

“Esperamos que la experiencia de la que tratamos de salir en la cadena de la carne sirva como antecedente y muestra de que cuando se producen modificaciones por decisiones inconsultas, se generan daños en toda la cadena, afectando a los productores y resquebrajando la credibilidad de nuestro país ante el mundo”, indicó.

El Gobierno de Fernández instrumentó una serie de medidas que, según los productores, no generan previsibilidad. El ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca decidió priorizar las Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior (DJVE) fehacientemente respaldadas por compras físicas y con barcos nominados con fecha cierta.

Julián Domínguez, ministro de Agricultura de la Nación.

“Esta decisión no tiene ninguna implicancia en los mercados de futuros, ya que sólo rige para la presente campaña comercial”, dijo la cartera que conduce Julián Domínguez. Y precisó que la medida se aplica sólo para el maíz de la campaña 2020/2021.

Las registraciones de la campaña 2021/2022 continúan de manera convencional y ya lleva registradas DJVE por 6,12 millones de toneladas, señaló el ministerio y agregó que a falta de 5 meses para el inicio de la próxima cosecha, la exportación declaró íntegramente el saldo exportable de 38,5 millones de toneladas.

En total, nueve empresas exportan el 96% de este registro, con volúmenes individuales que van de 1,5 a 5,9 millones de toneladas. En ese sentido, la cartera dijo que “no existe limitación ni cepo a la exportación de maíz, cuando la Argentina alcanzó un récord de exportación”.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.