El bitcoin, el activo más popular del mercado de criptomonedas, superó este sábado por primera vez en su historia el umbral de los 60.000 dólares, según el sitio especializado CoinMarketCap.

El precio de la criptomoneda, que inició sus operaciones en enero del 2009, llegó a 60.197 dólares a primera hora de la jornada y continuó oscilando alrededor de esta cifra en las siguientes horas del sábado, según la misma fuente.

El bitcoin no cesa de alcanzar récords. En los últimos tres meses, triplicó su valor: a mediados de diciembre, todavía valía alrededor de 20.000 dólares.

La suba se debe, en buena medida, a que los estadounidenses recibirán los cheques previstos en el plan de estímulo gubernamental.

En los últimos días, “subió porque los inversores esperan la llegada inminente de los cheques previstos para los consumidores en el plan de estímulo estadounidense”, explicó el analista Neil Wilson, de Markets.com.

Los estadounidenses empezarán a recibir este fin de semana los primeros 1.400 dólares en cheques y transferencias del paquete de estímulo de 1,9 billones de dólares ratificado el jueves por el presidente Joe Biden.

”Los cheques de estímulo estadounidenses permitirán a los pequeños inversores poner una parte de sus fondos en el bitcoin”, consideró Naeem Aslam, analista de AvaTrade, quien anticipa que el progreso continúe “ya que comprar ahora es mucho más fácil”.

El crecimiento exponencial de la criptomoneda preocupa a algunos analistas del mercado.

El crecimiento exponencial de la criptomoneda preocupa a algunos observadores del mercado, que no excluyen una fuerte corrección e incluso hablan de una posible explosión de la burbuja. Si bien algunos desconfían de la volatilidad del mercado, otros intentan transmitir tranquilidad y aseguran que la situación es muy diferente de lo ocurrido en 2017, cuando los precios subieron con un impulso aún mayor antes de estrellarse a principios de 2018.

Además de los fondos de inversión y algunas empresas como el fabricante de automóviles estadounidense Tesla, con una multimillonaria inversión en la criptomoneda, cada vez más particulares compran fracciones de bitcoin, aprovechando las numerosas plataformas exchange que florecieron en los últimos años.