A 10 años del comienzo de la guerra en Siria, millones de chicas, chicos y sus respectivas familias continúan huyendo de la violencia y siendo desplazados en el noroeste sirio, donde actualmente ocurren más del 75% de las violaciones de los derechos de la infancia registradas en 2020.

Según los registros de UNICEF, el número de niñas y niños refugiados en los países vecinos, que continúan albergando al 83% del total sirios en todo el mundo, se ha multiplicado por diez hasta llegar a los 2,5 millones desde 2012.

Ante este complejo panorama, la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore, advierte que “este no puede ser solo otro hito sombrío que pasa por la visión periférica del mundo mientras las infancias y familias en Siria continúan luchando”.

A 10 años del inicio de la guerra en Siria, UNICEF continúa colaborando para ayudar a miles de niños, niñas y adolescentes que sufren violaciones de derechos humanos.UNICEF

En la misma línea, Fore señala que “las necesidades humanitarias no pueden esperar”, e insta a que “la comunidad internacional debe hacer todo lo posible para lograr la paz en Siria y movilizar el apoyo para las niñas y niños”.

Durante estos diez años de conflicto bélico en Siria, casi 12.000 niños y adolescentes murieron o resultaron heridos en la última década, como así también más de medio millón menores de cinco años sufre de desnutrición crónica.

En tanto, casi 2,4millones y otros 750.000 en los países vecinos no están escolarizados, de las cuales el 40 % son niñas.

Cómo ayuda UNICEF a niños, niñas y adolescentes de Siria

En este marco, UNICEF mantiene su compromiso y permanece en terreno sirio brindando atención y asistencia humanitaria a millones de niñas y niños sirios para que puedan asistir a la escuela, accedan a la salud, estén protegidos y puedan volver a la normalidad lo antes posible.

Durante la última década, UNICEF ha desplegado una serie de acciones en respuesta a la crisis en Siria para cubrir las necesidades humanitarias inmediatas y a largo plazo.

A 10 años del inicio de la guerra en Siria, UNICEF continúa colaborando para ayudar a miles de niños, niñas y adolescentes que sufren violaciones de derechos humanos.UNICEF

A pesar de la pandemia, en 2020 se continuó brindando asistencia para salvar las vidas de niñas y niños alcanzados por el conflicto, incluyendo a: casi 900 mil chicas y chicos que recibieron vacunas contra el sarampión; más de 400.000 que contaron con apoyo psicosocial; más de 3,7 millones que tuvieron acceso a la educación formal y no formal; más de 5,4 millones de personas accedieron a agua potable gracias a la mejora de los sistemas de suministro de agua; y se alcanzó a más de 55 millones de damnificados con información sobre medidas de seguridad y salud en respuesta a la pandemia de COVID-19.

El próximo sábado 11 de septiembre, en el marco del 30° aniversario de “Un Sol para los Chicos”, se podrá conocer más sobre esta emergencia internacional.

UNICEF convoca a toda la sociedad a sumar su compromiso para garantizar los derechos de las niñas y niños que más nos necesitan. Quienes quieran donar mensualmente pueden comunicarse al 0-810-333-4455 o ingresar en unicef.org.ar/unsol Ayer, hoy y siempre, juntos por la infancia.