Los temas centrales durante la emergencia sanitaria por el coronavirus fue el cuidado personal y las vacunas. Por eso el Calendario Nacional de Vacunación cobró tal relevancia, por ser fundamental para cuidar la salud de millones de niñas, niños, jóvenes, mujeres embarazadas y personas adultas de la Argentina.

//Mirá también: La campaña de UNICEF que busca unir escuelas del país y colaborar con la educación de los más chicos

Insumos esenciales que salvan vidas.

No obstante, durante los últimos años se registró una leve disminución de la cobertura de vacunación que se intensificó durante la pandemia, por la dificultad de sostener los controles de salud.

Según un informe global de UNICEF, Argentina pasó de 97 mil niñas y niños sin recibir la primera dosis de la vacuna contra la difteria, tétanos y tos convulsa en 2019, a 156 mil en 2020.

Y si se suman las dificultades en el acceso que tienen miles de chicas y chicos que viven en comunidades alejadas del país, el riesgo es que resurjan o aumenten enfermedades inmunoprevenibles que ya han sido erradicadas en el país, como la rubéola, el sarampión, la hepatitis, entre otras.

El próximo 11 de septiembre en el programa Un Sol para los Chicos se podrá conocer más acerca del trabajo que realiza UNICEF para garantizar que miles de chicas y chicos accedan a las vacunas obligatorias, y así protegerse de enfermedades prevenibles.

Es necesario reforzar el proceso de cuidado, traslado y manipulación de las vacunas. Para garantizar que lleguen en perfectas condiciones a los lugares más alejados o de difícil acceso, se deben controlar las temperaturas necesarias para preservar su potencia inmunológica, que varía entre los -25* C y los 8*C.

//Mirá también: UNICEF reveló que 1.800 millones de niños y niñas son víctimas de violencia durante la pandemia

10 mil conservadoras, la respuesta de UNICEF

UNICEF entregó al Ministerio de Salud de la Nación 10 mil conservadoras para garantizar la cadena de frio de las vacunas. Estos insumos fueron distribuidos en 5 mil vacunatorios de todo el país, beneficiando a casi 450 mil niñas y niños menores de 1 año; más de 422 mil embarazadas; 467 mil niñas y niños en edad de ingreso escolar; y 445 mil niñas y niños de 11 años que viven lejos de los vacunatorios y centros de salud.

Se entregaron dos tipos de insumos: conservadoras grandes que almacenan 20 litros y conservan el frío durante más de 12 días, soportando hasta 43° C externos. Y termos más pequeños con una capacidad de 2,7 litros de almacenamiento que conservan el frío de las vacunas durante 46 horas, protegiéndolas de temperaturas de hasta 43° C.

“Con estos insumos, los agentes sanitarios pueden ir hasta las familias que viven en comunidades aisladas o remotas, asegurándose de que las dosis lleguen en perfecto estado a todas las chicas y los chicos, sin importar el lugar donde vivan”, explicó Olga Izasa, representante adjunta de UNICEF Argentina.

Insumos esenciales que salvan vidas.

Además de la entrega de las conservadoras, UNICEF brinda capacitaciones e información sobre la cadena de frío, conservación de las vacunas y logística a cada agente de salud y vacunatorio del país. Esta iniciativa permite que cada niña, niño o adolescente pueda completar su esquema de inmunización, desde Tierra del Fuego hasta La Quiaca.

UNICEF convoca a toda la sociedad a sumar su compromiso para garantizar que más chicas y chicos, sin importar el lugar en donde vivan, puedan ejercer su derecho a su salud integral.

Quienes quieran donar mensualmente pueden comunicarse al 0-810-333-4455 o ingresar en el sitio web haciendo click acá.