Racing viene de cuatro derrotas seguidas en el torneo local, con conflictos dirigenciales y con un partido clave con el Flamengo, por la Copa Libertadores en dos días. En el medio de todo esto, este domingo Diego Milito comunicó que dejará de ser el manager de la institución de Avellaneda.

El exdelantero e ídolo del club reveló en su cuenta de Instagram que ya no ocupará el cargo. Entre los motivos, Milito explicó que tiene diferencias con el modelo del club que propone el presidente, Víctor Blanco, y que no continuará en su puesto.

“Tomé la decisión de no continuar a partir de la próxima gestión siendo el secretario técnico. No comparto las ideas y el modelo del club del presidente”, comenzó diciendo el ídolo.

Y continuó: “A algunos le sonará fuerte, pero no tengo nada en contra de Víctor, al cual respeto y entiendo que deja todo por el club. Tiene la potestad como máxima autoridad de elegir las políticas y lineamientos a donde quiere llevar el club, yo lo respeto a rajatabla ya que es un presidente elegido por los socios”.

Además, aclaró: “Esto no es de ahora, viene de hace tiempo y lo hablé en reiteradas oportunidades con él”. Y dijo: “Evidentemente no fui capaz de convencer, no fui escuchado. Es falso que pedí que echen a algunos dirigentes, sólo pedí que me dejaran trabajar en paz”

“Intenté convencer al presidente para romper con viejas estructuras que están instaladas en el club desde hace mucho tiempo y dejar atrás viejas políticas de los años 90, las cuales padecí”, cerró el exdelantero.

Lo cierto es que el anuncio se da en la previa de un choque muy importante por los octavos de la Copa Libertadores, donde Racing estará enfrentando este martes al último campeón del certamen, el Flamengo.