Después de que la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, se reuniera este miércoles con representantes de la empresa farmacéutica AstraZeneca para solicitarles información sobre la producción de la vacuna y el cronograma estimado para la entrega de las dosis adquiridas por el país, desde la empresa explicaron los motivos de la demora.

//Mirá también: Carla Vizzotti pidió plazos de entrega de vacunas a AstraZeneca

La farmacéutica dijo a través de un comunicado que “lamenta confirmar un retraso” en su “intención de iniciar envíos antes para América Latina a pesar de trabajar incansablemente para acelerar el suministro”.

Agregaron además que los lotes iniciales tuvieron “rendimientos del proceso inferiores a lo anticipado” y que el acceso es limitado para los insumos críticos.

Vacuna AstraZeneca.Orlando Pelichotti | Los Andes

También afirmaron que se dieron “tiempos más largos requeridos para cumplir con las calificaciones del sitio en las liberaciones de lotes iniciales”.

Finalmente, señalaron que se “ocasionaron resultados diferentes a los estimados inicialmente tanto en volúmenes como en tiempos de fabricación”.

/Mirá también: Coronavirus: el Gobierno ve desaceleración de casos, pero no suficiente para evitar el colapso del sistema sanitario

Más allá de las demoras, AstraZeneca reafirmó su compromiso de iniciar el suministro de 150 millones de vacunas en América Latina durante el primer semestre de 2021. “Estamos entregando nuestra vacuna, sin ninguna utilidad financiera para nosotros durante la pandemia, a partir de la primera mitad del año tal como lo anunciamos en agosto pasado”, concluyeron.

El plan de vacunación

Las vacunas de AstraZeneca, producidas en parte en la Argentina, eran esperadas en los primeros meses de este año.

Según se estableció en un calendario tentativo de contrato de compra, se contemplaba la llegada de 6.422.000 dosis entre marzo y abril, sobre un total de 22.431.000.

No obstante, hasta el momento, Argentina no pudo las dosis tener en los tiempos que esperaba y ha puesto al país en un lugar de gran incertidumbre, sin claridad sobre cómo continuará en lo inmediato la campaña de vacunación.