El Mercado Central, que abastece al Área Metropolitana de Buenos Aires y al Gran Buenos Aires siempre donó alimentos. No obstante, un informe de telenoche reflejó que bajo la gestión de Nahuel Levaggi los cooperativistas remueven residuos y seleccionan comida entre los desechos que los productores descartan porque no vendieron o se pudrieron.

// Mirá también: Realizaron “pescadazo” en el Congreso para visibilizar la problemática del sector

Los puesteros, comedores y operadores denunciaron que la entidad dona basura y las imágenes registradas lo demuestran. Los alimentos que reciben los comedores del conurbano provienen de los tachos de residuos del gigantesco centro de comercialización ubicado en Tapiales.

El director del Mercado Central, Nahuel Levaggi, cercano a Máximo Kirchner, es al mismo tiempo director del Mercado Central y coordinador nacional de la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT), una organización gremial encargada del trabajo de la recolección de los desperdicios.

Levaggi se hizo conocido por haber organizado los “verdurazos” en Plaza de Mayo durante el gobierno de Mauricio Macri, en los que regalaba frutas y verduras a la gente. Luego fue nombrado, por Máximo Kirchner, en el cargo de Director del Mercado Central, organismo que depende del gobierno nacional, provincial y de la Ciudad.

La organización Unión de Trabajadores de la Tierra promueve la agroecología y trabaja para recuperar y reciclar la basura. Según el informe, donándola.

Una de las personas que acudió por ayuda, expresó: “No queremos que nos den el cien por cien todo de primera, sabemos el esfuerzo que todos hacen, pero no corresponde esto”. Mientras una mujer de un comedor de Laferrere añadió: “Si nosotros no firmamos, no nos podemos llevar nada, nos tenemos que conformar con esto”.

// Mirá también: Empujones y gases en Puente Pueyrredón: Prefectura evitó que manifestantes corten el acceso a la Ciudad

Mientras los puesteros y operadores siguen donando mercadería a la corporación del Mercado Central que no se sabe bien a dónde van, la UTT hace una selección sobre la “resaca”: desperdicios que son arrojados a contendores de basura. Fruta y verdura que estuvo a la intemperie en contacto con roedores, palomas e insectos.

Todos los alimentos desechados son colocados en los canastos verdes de la UTT que son trasladados, sin ningún tipo control bromatológico, al galpón de acción comunitaria, donde reparten lo que fue seleccionado y recuperado a distintos comedores.