Luego de que la asesora presidencial Cecilia Nicolini enviara una carta al Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) con el objetivo de reclamar la llegada de las segundas dosis de la Sputnik V, y advirtiendo sobre la posibilidad de cancelar el contrato, se generó una inesperada polémica que este viernes los Gobiernos intentaron detener mediante una declaración conjunta.

//Mirá también: Sputnik V: Rusia admitió retrasos pero aseguró que cumplirá con la entrega de vacunas a Argentina

Fueron los funcionarios del Ministerio de Salud, que encabeza Carla Vizzotti, y un equipo del Fondo Ruso quienes, mediante una reunión, consensuaron el texto.

El representante del Fondo Ruso vio con buenos ojos la iniciativa de la declaración conjunta y el acuerdo para que no sea necesario “revisar o rescindir el contrato”.

El Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) recibe con agrado la declaración del Ministerio de Salud de Argentina comunicando que la cooperación en el marco del contrato existente sobre el suministro de la vacuna Sputnik V a la Argentina continúa y no hay planes para revisar o rescindir el contrato”, subrayó.

En la carta del conflicto, Nicolini, que había sido clave en las negociaciones para comprar las vacunas del Instituto Gamaleya, detallaba la situación “crítica” que tenía lugar dada la imposibilidad de completar los esquemas de vacunación.

La ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, y la asesora presidencial, Cecilia Nicolini. (Foto: Presidencia)Presidencia

En Rusia aseguran que no llegaron a leer dicho correo y supieron de lo acontecido por los medios de comunicación. Asimismo, fuentes del área de la salud que están al tanto de las negociaciones entre la Argentina y Rusia por las vacunas consignaron a Clarín que en Moscú “no tomaron en cuenta el pedido de Nicolini”, y que el envío de vacunas que llegó pocos días después -que incluía segundas dosis- fue realizado sólo cuando las autoridades rusas consideraron que debía hacerse.

Qué dice el comunicado

“Luego de una reunión virtual entre el Ministerio de Salud de la Nación y el equipo del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) que se desarrolló hoy, reafirmamos nuestro trabajo conjunto para garantizar y acelerar el suministro de la vacuna Sputnik V a la Argentina. Confiamos en que resolveremos todos los problemas de manera positiva y que continuaremos con el compromiso asumido.

//Mirá también: Europa aprobó la vacuna Moderna para adolescentes y Argentina iniciará su aplicación

Además, como resultado de nuestro compromiso, logramos impulsar la producción local y ya tenemos casi dos millones de dosis de ambos componentes aprobados o en proceso de aprobación para su pronta distribución. La producción en el país convierte a la industria farmacéutica argentina en un líder regional, capaz de proveer medicamentos de alta calidad y generar empleo.

Nuestro principal objetivo y compromiso es trabajar para minimizar el impacto de la pandemia vacunando a la mayor cantidad de personas lo antes posible, y seguiremos haciendo nuestro máximo esfuerzo para lograrlo”.