Doblete español en la sexta jornada del Dakar, con triunfo de Carlos Sainz (Mini) en Coches y de Joan Barreda (Honda), en Motos. El primero, logrando su segunda victoria de etapa en lo que va de esta 43a edición del famoso rally raid; y el segundo, alcanzando su tercer triunfo parcial, que le permite igualar las 27 victorias de etapa de su mítico compatriota Jordi Arcarons.

La demostración de Sainz, quien ya ganó la primera etapa, le permitió demostrar que nunca se rinde a pesar de los resultados adversos en jornadas anteriores. Con menor influencia de la navegación, Sainz se lució en el recorrido recortado en 100 kilómetros entre Al Qaisumah y Ha´Il.

En la llegada del especial, recortó 7 minutos y 16 segundos al catarí Al Attiyah; y 7 minutos, 36 segundos al líder, Stephane Peterhansel. En la general, Sainz se encuentra tercero, a más de 40 minutos del francés, ventaja más que importante ya, pero no imposible para Sainz cuando queda aún la segunda semana de carrera, tras el Día de descanso que se vivirá mañana sábado.

“Hoy, no hemos tenido ningún problema; pudimos poner rumbo y todo ha ido bien. No había muchos cruces ni dunas; estoy contento de haber hecho una etapa limpia y por el triunfo”, señaló en la llegada Sainz, defensor del título. Preguntado por la navegación, el dolor de cabeza del español en la presente edición, reconoció la dificultad en adaptarse a los cambios en la filosofía de la carrera por parte de la organización. ”Hoy, hemos perdido más de una hora de navegación, con esta nueva modalidad. No estamos contentos con la primera parte del rally, no hemos logrado un ritmo bueno, hemos cometido muchos errores; hemos tenido muchos problemas. Nos ha costado entender la nueva filosofía y lo hemos pagado”, dijo.

En Autos, uno de los abandonos destacados del día fue el del argentino Orlando Terranova. Con problemas mecánicos insalvables, el mendocino, que estaba cumpliendo con su 15a participación en la competencia, se vio obligado a desertar.

Orly Terranova, junto a su Mini, teniendo que abandonar por inconvenientes mecánicos.

En Motos, no hubo dos sin tres para Barreda, quien pasó a la historia el Dakar con una tercera victoria en la presente edición, sumando la número 27 en su campaña, lo que le coloca en el top-3 de participantes más laureados en la prueba. No fue fácil el éxito del español de Honda, aunque finalmente pudo cantar victoria en la sexta especial, que fue recortada en 100 kilómetros hasta dejarla en 347 de competición.

Joan Barreda y su Honda. El español, que nunca ha ganado el Dakar hasta hoy, ya acumula 27 victorias de etapa desde que participa en el legendario rally raid.

Hubo emoción hasta el último metro hoy viernes, ya que Barreda firmó el triplete por tan solo 13 segundos ante la Yamaha del botsuano Ross Branch y 53 sobre la KTM del australiano Daniel Sanders.

No fue un buen día para el argentino Kevin Benavides, decimoséptimo a 9 minutos, 53 segundos, quien en la víspera fue el héroe de a jornada, ganando el especial y pasando a comandar la prueba con la nariz fracturada. Sin embargo, en esta sexta jornada cedió el liderazgo por 2 minutos y 16 segundos al australiano Toby Price. Mientras, el chileno Nacho Cornejo (Honda) es tercero a 2 minutos, 57 segundos; y Barreda séptimo a 6 minutos, 25 segundos.

En Cuatriciclos, el ganador del día fue el francés Alexandre Giroud, que le sacó 34 segundos al chileno Giovanni Enrico. En el tercer lugar, quedó el argentino Nicolás Cavigliasso, seguido por sus compatriotas Manuel Andújar y Pablo Copetti. En el acumulado de tiempos, el cordobés Cavigliasso ostenta una tranquilizadora diferencia de 33 minutos y 18 segundos sobre el bonaerense Andújar, mientras que Giroud es tercero, a 45 minutos, 22 segundos.

El Dakar 2021 se relanzará el domingo con la séptima jornada de carrera; será una etapa maratón entre Ha´il y Sakaka. Después de una demandante combinación de dunas, vendrán pedregosos terrenos llanos antes de finalizar el día tras el cual los únicos que podrán asistir las máquinas serán sus mismos pilotos, al estar vedadas las asistencias. De eso se trata justamente una etapa de tipo maratón.