Faltan apenas unas horas para que Boca y River se enfrenten por los octavos de final de la Copa Argentina, y, como si eso no generará la suficiente tensión, en tierras xeneizes los ánimos están caldeados por otras cuestiones.

//Mirá también: Boca y River animan un nuevo Superclásico en octavos de final de la Copa Argentina

Desde la Comisión Directiva, aseguran que es muy común que se desaten rispideces cada vez que de dinero se trata. Así, sucedió que en el Consejo de Fútbol boquense, área que lidera Juan Román Riquelme, requirieron una serie de cheques, que no contaron con el aval del presidente Jorge Amor Ameal para sus firmas.

Fue el tesorero del club, Carlos Montero, quien se negó a firmarlos y el mandatario respaldó la decisión, aunque -según manifestó- “no conocía el destino de ese dinero.

Jorge Amor Ameal, descontento con su entorno. AP

Sin embargo, sí fueron autorizados por el secretario general, Ricardo Rosica, lo que ocasionó una debate importante por la contradicción en el interior de la comisión. Incluso, llegó a hablarse de posibles renuncias.

Rosica es señalado como el “hombre de confianza” de Ameal, pero a su vez tiene una relación cercana con el Consejo de Fútbol, lo que no es del agrado del presidente xeneize y, de hecho, ya se lo habría hecho saber en otra circunstancia.

El nuevo conflicto desató reclamos de ambas partes y hasta habrían mencionado la posibilidad de poner la renuncia a disposición. Rosica habría dicho que si existía algún tipo de “desconfianza”, “no tenía problemas en irse”. “Si hay problemas me voy yo, y llamamos a elecciones”, aseguran que habría sido la respuesta de Ameal.

//Mirá también: La probable formación de Boca contra River por la Copa Argentina

Para aclarar los puntos, se llamo a una reunión de urgencia de toda la Comisión, que iba a hacerse este miércoles, pero prefirieron dejar pasar el Superclásico de esta noche y realizarla el jueves.