Tras el dictamen de quiebra del Correo Argentino, el abogado de la familia Macri reflejó la preocupación por la posibilidad de nuevos y similares procesos de “persecución” contra el expresidente de la Nación.

//Mirá también: La Justicia decretó la quiebra del Correo Argentino SA, empresa de los Macri

“Se nos impone esta durísima sanción, esperamos más de estas agresiones por parte del Gobierno”, sostuvo Jaime Kleidermacher entrevistado por Radio Mitre, y apuntó directamente contra el Procurador del Tesoro, Carlos Zannini.

Este mismo martes, Zannini anunció que solicitará “la extensión de la quiebra” a Socma S.A., controladora del Correo, empresa propiedad de Mauricio Macri.

Correo ArgentinoClarín

Vamos a solicitar la extensión. Estamos estudiando y vamos a ver lo que hace el síndico que tiene que hacer su informe para el 1° de noviembre, nosotros podemos pedir en cualquier momento la extensión”, dijo Zannini a El Destape Radio.

En eso se apoyó Kleidermacher para denunciar una “vocación persecutoria” por parte de la Procuración, en sintonía con la fiscalía de cámara a cargo de Gabriela Boquín. El letrado reiteró que se avanzó con el pedido de quiebra aún cuando la empresa había ofrecido pagar la totalidad de la deuda y sus intereses.

// Mirá también: Correo Argentino respondió tras la quiebra: “Es un día nefasto para la justicia comercial argentina”

“Hay una vocación persecutoria, hay un interés más que por la quiebra de Correo en sí misma y más aún que un interés en cobrar, hay un interés en extender la quiebra a todo el grupo para generar noticias en los diarios, denuncias penales. Hay toda una maniobra en ese sentido”, sostuvo el abogado.

Franco Macri acaricia a su hijo Mauricio en su asunción como presidente, en 2015 (DyN / Archivo).

El propio Mauricio Macri emitió un comunicado el domingo, en el que habla de la causa del Correo y asegura que el kirchnerismo “busca venganza” y “tiene por objetivo” a sus “hijos”.

La carta, titulada “Persecución y venganza”, se publicó un día antes de que la jueza en lo Civil y Comercial Marta Cirulli decretara la quiebra del Correo Argentino, cuya controladora es la empresa Socma SA, propiedad de los Macri.

Kleidermacher explicó que Mauricio no es accionista de Correo y tampoco del grupo, pero que durante un período de tiempo sus hijos sí fueron accionistas de Socma. “En distintos escritos y presentaciones, los representantes del kirchnerismo han señalado que la intención es lograr la quiebra del Correo y la extensión a todo el grupo y a sus accionistas, esa es la vocación que hay”, sentenció.

El abogado adelantó también que apelarán la decisión judicial y que seguirán “hasta las últimas consecuencias” contra el planteo de quiebra por parte del procurador Zannini. “La propuesta de pago que ha hecho la empresa no es al Gobierno, es al Estado argentino, es a todos nosotros. Se ha ofrecido pagar la deuda y se prefiere la quiebra y la persecución y todo un proceso de liquidación tedioso y de poco resultado favorable, antes que cobrar ese dinero”, concluyó Kleidermacher.