El procurador del Tesoro, Carlos Zannini, anticipó este martes que el Estado va a “solicitar la extensión de la quiebra de Correo a Socma”, luego de que este lunes la justicia comercial decretara la quiebra del Correo Argentino SA, una empresa del Grupo Macri, tras dar por fracasado el proceso de salvataje.

// Mirá también: La Justicia decretó la quiebra del Correo Argentino SA, empresa de los Macri

“Yo simplemente estoy interesado en recuperar los 300 millones de dólares que el Correo le debe al Estado argentino”, sostuvo Zannini.

CORREO ARGENTINO. (Archivo).

En declaraciones radiales a El Destape, el funcionario expresó: “Me pongo muy contento por la declaración de quiebra. Esta gente ha demostrado mucha capacidad para dilatar el cumplimiento de sus obligaciones”.

“Está demostrado que Correo Argentino no vale nada, por eso nosotros vamos a pedir la extensión. Estamos estudiando y vamos a ver qué es lo que hace el síndico, quien tiene tiempo hasta el 1° de noviembre para pronunciarse sobre la situación de los administradores y los controlantes y aconsejarle a la jueza la extensión de la quiebra a quienes han utilizado la figura jurídica de Correo Argentino“, puntualizó Zannini.

Este lunes, la justicia comercial decretó la quiebra del Correo Argentino SA, una empresa del Grupo Macri, tras dar por fracasado el proceso de salvataje, al entender que la oferta realizada por la compañía postal “solo representaba el 100% de la deuda a los ojos de la propia empresa”, pero “no abarcaba el valor actual de la misma”.

La jueza en lo Comercial Marta Cirulli tomó la decisión luego de que fuera rechazada una nueva propuesta de la empresa postal que no satisfizo el interés del Estado Nacional, acreedor Categoría A, según surge del fallo de 44 páginas al que tuvo acceso Télam.

En su fallo, la jueza recordó que, de las seis firmas que se presentaron al salvataje, solo el propio Correo Argentino S.A. “mantuvo el interés de seguir con el trámite”, y párrafos más adelante explicó que la oferta realizada no satisfizo a los acreedores necesarios como para prosperar.

Mauricio y Franco Macri (DyN / Archivo).

// Mirá también: Correo Argentino respondió tras la quiebra: “Es un día nefasto para la justicia comercial argentina”

Desde el Gobierno, Correo Argentino S.A. le estaría debiendo al Estado 4.500 millones de pesos, y no los $1.011 millones ofrecidos por la empresa de la familia Macri.

En sus declaraciones, Zannini se refirió también a la carta publicada el domingo por el expresidente Mauricio Macri donde denunciaba que él y sus hijos eran “víctima de persecución política” por medio de un “acto” ejecutado “a través de Justicia, manipulada por el procurador del Tesoro, Carlos Zannini”.

”Yo he hablado poco para que Macri no aproveche para decir una persecución”, manifestó el procurador del Tesoro, quien añadió que “el caso Correo no termina acá” y que “hay que tener cuidado con el optimismo”.

En este sentido Zannini dijo que “no subestima” la “capacidad de los abogados de Macri para alargar cualquier proceso” y recordó que el proceso de salvataje del Correo “empezó en marzo del 2010” y “pasaron 11 años hasta que ayer se decretó la quiebra”.

Correo Argentino

Juntos por el cambio apuntó al kirchnerismo

Tras la decisión de la jueza Cirulli, varios dirigentes de manera individual y Juntos por el Cambio, responsabilizan al kirchnerismo por la decisión y la vincularon a una supuesta “persecución política y una venganza”.

“En un día oscuro para la justicia comercial argentina, la jueza Marta Cirulli decretó hoy (por ayer lunes) la quiebra de Correo Argentino S.A., a pesar de que sus accionistas habían ofrecido pagar el 100% de la deuda más los intereses que determinaran los tribunales”, advirtió el comunicado que fue difundido oficialmente por JxC.

En este marco, advirtieron que “la única razón para comprender esta decisión es el rechazo del Estado argentino, motorizado por el procurador Carlos Zannini, de aceptar cualquier tipo de acuerdo. Las motivaciones detrás de esta decisión son políticas: no están basadas en el derecho, ni el sentido común, ni en los deberes de un funcionario público que debe cuidar el patrimonio de todos los argentinos, en lugar de usar su cargo para perseguir opositores”.

“Zannini siempre quiso bloquear cualquier acuerdo y empujar a la empresa a la quiebra, con el objetivo político de perjudicar a la familia del ex presidente Mauricio Macri. Hoy lo logró”, indicaron.

Asimismo cuestionaron: “Si una empresa puede ser empujada a la quiebra solo por la voluntad de un gobierno ¿quién garantizará a las empresas que si les va mal tendrán un tratamiento justo por parte de los tribunales?”.

“Para conseguir sus objetivos políticos Zannini está perjudicando los intereses del Estado argentino, que ya no cobrará sus acreencias. Repudiamos la persecución a Mauricio Macri, denunciamos el uso partidista que hace de su cargo Carlos Zannini y lamentamos otra señal de las instituciones argentinas en contra de la inversión y el Estado de Derecho. El kirchnerismo está jugando con nuestro Estado para ejecutar sus deseos de venganza. Es momento de decirles basta. En las elecciones de noviembre tenemos una oportunidad”, concluyeron.