Entran en vigencia este miércoles 1 de septiembre las nuevas medidas para ampliar la presencialidad en las clases en la provincia de Buenos Aires, según ratificó este lunes el Gobierno bonaerense.

//Mirá también: Clases presenciales: más de 4 millones de alumnos en la provincia de Buenos Aires volvieron a las aulas

La medida se fundamenta en el descenso sostenido de casos producto del cumplimiento de las medidas de cuidado y en el gran avance de la campaña de vacunación, informó la Dirección General de Escuelas y Educación a través de un comunicado.

Clases presenciales en las aulas.Bravo Nicolas | La Voz

Cómo será la vuelta a las clases en la Provincia:

  • Distanciamiento social

El distanciamiento social de referencia dentro del aula pasará de 1,5 metros a 90 centímetros. En los casos excepcionales donde no se pueda cumplir con la distancia de referencia se procurará mantener siempre la máxima distancia posible entre estudiantes debiendo respetarse en todos los casos un aforo de 1 metro cuadrado por persona y se reforzarán las medidas de cuidado.

  • Testeos

Cada semana se realizará en esos establecimientos educativos un testeo muestral con un procedimiento no invasivo y de resultado inmediato para el que se requerirá el previo consentimiento informado de las personas adultas responsables de cada estudiante.

  • Ventilación

Los establecimientos educativos deberán mantener la adecuada ventilación de las aulas, para lo cual será fundamental el uso de medidores de dióxido de carbono.

  • Tapabocas

También contarán con fondos disponibles para adquirir tapabocas con la composición de capas y el ajuste adecuado, posibilitando una mayor protección a las y los estudiantes que lo requieran.

//Mirá también: Clases los sábados: la estrategia que analiza el Gobierno bonaerense para recuperar contenidos

En todas las escuelas bonaerenses se mantienen las medidas establecidas por el Plan Jurisdiccional para el regreso seguro a las clases presenciales, asegura el comunicado.

Continúa siendo obligatorio el uso de tapaboca por parte de la comunidad educativa durante toda la jornada, la ventilación adecuada permanente de las aulas y espacios comunes, la distancia mínima de dos metros con las y los docentes, la higiene personal y la limpieza y desinfección de los espacios físicos, el ingreso y egreso escalonado y la distancia de dos metros entre los diferentes grupos de estudiantes.

Con información de Télam.