El cepo a las exportaciones de carne fue un tema que generó tensión en el sector productivo. Mucho más cuando hubo un levantamiento parcial. Si bien se esperaba que este viernes el Gobierno haría nuevos anuncios al respecto, ahora la fecha se pospuso para el próximo martes.

//Mirá también: El Presidente, sobre el paro del campo: “Mi mayor preocupación es que los argentinos puedan comer carne”

¿Por qué? Según los voceros del presidente Alberto Fernández, este “quiere dedicarle tiempo para poder reunirse con los distintos sectores de la cadena y explicarles los objetivos de plan ganadero”. Sin embargo, no tiene el tiempo necesario para atenderlos y por eso se estiró la fecha.

Los frigoríficos negociaron y aceptaron que se reabran las exportaciones en un 50%, comparándolo con lo que se embarcó el año pasado. En tanto, las entidades agropecuarias y productivas del interior remarcaron que no apoyan la medida. De continuar, harán nuevas protestas.

Alberto Fernández busca consensuar con los productores. (Télam)Télam

Este miércoles, tras una reunión de la mesa de enlace con los representantes de los frigoríficos exportadores, Carlos Iannizzotto, mandamás de Coninagro, dijo: “Pedimos una audiencia al Presidente y nos ha ninguneado”.

El objetivo del oficialismo con el cepo tiene que ver con querer aumentar la producción de carne de 3 a 5 millones de toneladas por año, como así también lograr disminuir el costo para la población en estos tiempos, pensando en las elecciones.

El Gobierno tiene un plan en mente y Fernández será quien explique los pasos a seguir de la apertura. Mientras, trabajan en los aspectos reglamentarios sobre los cupos para los frigoríficos y la fijación de los precios de 11 cortes de carne por lo que queda del 2021.

Un plan integral

Matías Kulfas, ministro de Desarrollo Productivo, dijo que el anuncio será para comunicar un “plan integral”. La idea es que los salarios -sumó- dispongan de un poder adquisitivo que esté “por arriba de los precios”. De esta manera, se busca que la canasta de carne se mantenga “protegida para el consumo argentino”.

//Mirá también: Alberto Fernández, tras decretar el cepo a la carne: “Es un tema que se desmadró y hay que ordenarlo”

Así, enfatizó que quieren “que se pueda volver a exportar carne pero con un esquema que permita garantizar abastecimiento en el mercado interno”.

Matías Kulfas. ministro de Desarrollo Productivo.

De momento, junio y julio continuará con las restricciones. En este lapso se podrán embarcar alrededor de 65.000 toneladas. Luego, hasta fin de año, no habrá exportación de 11 cortes denominados como “populares” con el fin de que el mercado interno se pueda abastecer sin problemas.

Algunos de ellos son: el asado de tira, vacío, matambre, paleta, cuadrada, tapa de asado y falda.

Por otro lado, Kulfas indicó que “la salida virtuosa es que Argentina supere esa barrera histórica de tres millones de toneladas al año y que hace décadas Argentina no logra mejorar” y agregó: “Hasta que aumente la producción de carne, necesitan un esquema de transición que garantice el abastecimiento a precios razonables sin golpear a los productores”.