Héctor Pain, ambulanciero de la unidad de emergencias que llevó al psiquiatra que se presentó en la casa de Chano el domingo 25, afirmó haber escuchado un grito de “alto” varias veces antes de que el policía finalmente disparara contra el músico, que resultó gravemente herido. Sin embargo, no pudo identificar qué oficial fue el que dio la orden.

//Mirá también: Cómo está Chano a casi una semana de ser baleado por la policía

Chano y el policía que le disparó. Foto web.Chano y el policía que le disparó. Foto web.

El chofer también declaró que la madre del ex líder de Tan Biónica, Marina Charpentier, les avisó a los paramédicos que “su hijo venía consumiendo hace 7 días”, cuando los recibió en su casa del barrio privado en Exaltación de la Cruz.

El testimonio de Pain tuvo lugar este lunes en la causa que investiga el fiscal Martín Zocca contra Facundo Amendolara, el policía de 27 años imputado por el delito de “lesiones gravísimas agravadas por el uso de arma de fuego y por ser funcionario policial”, con una pena de 3 a 15 años en la cárcel.

Además, el ambulanciero mencionó que cuando llegaron a la residencia del artista lo encontraron en su cama, con todas las luces apagadas y sólo una notebook que le iluminaba el rostro, porque, según éste decía, “tenía que cambiar una llave térmica”.

Mirá también: Gastón Pauls habló sobre Chano: “Se ponen de moda los memes, haciendo chistes sobre una tragedia”

“Salgan de mi casa porque no quiero hablar con nadie y les voy a cortar la yugular con un cuchillo”, amenazó Chano según el relato del chofer, que afirma que luego les lanzó un “Ya lo voy a buscar”. Ante el temor de salir heridos, Pain y el psiquiatra se refugiaron en la ambulancia, y allí escucharon a la madre del músico que gritaba: “Hijo, no me pegues, soy tu madre”.

A esto último, el testigo agregó haber visto al cantante patear a Marina Charpentier, y golpear la camioneta de su padrastro, donde el mismo estaba escondido, con una madera que tomó entre sus manos.

La casa en Exaltación de la Cruz donde ocurrió la tragedia.(Captura TV)

Según sostiene el ambulanciero, fue la madre del ex Tan Biónica la que pidió que llamaran a la policía, mientras que el psiquiatra se comunicó con la prepaga para “pedir un código rojo para asistir al paciente”, además de solicitar una ambulancia de alta complejidad.

También afirmó recordar que, cuando llegaron los tres policías a la vivienda, la mujer les advirtió que su hijo estaba “sacadísimo” y que el médico les alertó que el músico tenía “un objeto punzante en la mano con el que intentó acorralarlo”, además de pedirles ayuda porque era necesario “internarlo de forma urgente”.

En su relato, Pain cuenta que uno de los agentes intentó hablar con Chano por teléfono, pero que este último se cansó y le cortó. Por lo que los tres policías, el psiquiatra y el ambulanciero tuvieron que adentrarse en la casa del artista, donde fueron recibidos por sus gritos amenazadores. El chofer le afirmó al fiscal que Charpentier estaba “enfurecido” y “fuera de sí”, y que por ese motivo él decidió volver a la ambulancia.

Mirá también: Quedó imputado por el delito de “lesiones gravísimas agravadas” el policía que disparó a Chano

Es en ese momento de la reconstrucción de los hechos en el que Pain sostiene haber escuchado varias veces la palabra “alto” seguida del disparo que hirió gravemente a Chano. Además, dice haber visto salir de la casa a la madre del cantante mientras gritaba “Por qué le pegaron un tiro, no hacía falta pegarle un tiro”.

Por su lado, el psiquiatra que estuvo aquella noche en la residencia de Exaltación de la Cruz, Gonzalo Caligiuri, también habló con el fiscal Zocca y dijo que el artista “tenía una actitud demasiado agresiva”.