El jueves, durante el Cantando 2020 un descuido de Oscar Mediavilla distrajo a todos y llamó la atención de los conductores. Ángel de Brito y Laurita Fernández estaban a punto de presentar a un participante, cuando la cámara enfocó hacia el jurado.

Allí Mediavilla charlaba con Moria Casán, mientras él se acomodaba sospechosamente la entrepierna de pantalón.

De Brito no dudó en interrumpir y preguntar qué estaba pasando, mientras muchos susurraban por debajo: “Ahí hay un romance”. Pero Moria se adelantó y explicó la situación.

“No, perdón. Les quiero decir que me acaban de avisar que, cuando presentaron al señor Mediavilla, tenía la bragueta abierta. La gente me escribió diciéndome ‘¡decile a Mediavilla que tiene la bragueta abierta!’”, reveló la One.

El propio jurado reconoció: “Tengo un montón de mensajes”. Muchos habían querido advertirle, pero él no se había dado cuenta.

“¿Sabés qué pasó? Me acomodé la camisa y me olvidé de la bragueta. Pero igual, mi mamá me enseñó de chiquitito que siempre hay que estar listo para cualquier evento. Abajo tengo un calzoncillo rojo”, agregó después.

“La farmacia de Oscar Mediavilla quedó abierta”, comentó De Brito agregó el conductor mientras repetían el video del momento incómodo.