La semana y media que resta para la veda electoral, encuentra al Frente de Todos bonaerense confiado en “romper el maleficio de 2005” y a los dos lemas de Juntos pulseando en el interior provincial, para consolidar el voto del agro. El resto de las fuerzas busca minimizar la eventual polarización.

El “maleficio de 2005” se refiere a la última victoria bonaerense del peronismo/kirchnerismo en una elección de medio término: ese año, Cristina Fernández ganó una banca para el Senado nacional. Después vinieron las derrotas de 2009 (ganó Francisco De Narváez), 2013 (Sergio Massa y el Frente Renovador) y 2017 (Cristina perdió con Esteban Bullrich y entró al Senado por la minoría).

Dieciseis años después, en el oficialismo bonaerense creen que esta vez las PASO del 12 de septiembre serán la antesala de un triunfo en las legislativas nacionales del 14 de noviembre.

Victoria Tolosa Paz encabeza la lista del FdT en el distrito electoral que concentra el 38% del padrón nacional. Militante peronista de La Plata, pareja del publicista del kirchnerismo (y amigo de Alberto Fernández) “Pepe” Albistur, su candidatura tiene el respaldo de la Casa Rosada.

Tolosa Paz arrancará la semana con recorridas por Junín, Chacabuco y Lincoln, entre otras, todas ciudades que viven del agro. “En busca del voto esquivo”, dicen. El miércoles recorrerá el conurbano, donde hay “un voto amigo”, pero también, donde la inflación y la pobreza más golpean.

El médico Daniel Gollan secunda a Tolosa Paz. Representa al gobernador Axel Kicillof, de quien fue su ministro de Salud hasta que renunció para afrontar la campaña. La campaña del número dos de la lista va en paralelo a Tolosa Paz. Gollan representa “la gestión de la pandemia y la campaña de vacunación”, dos activos, según el gobernador.

Cada tanto, los candidatos confluyen en un acto como ocurrió este viernes en Escobar, donde Máximo Kirchner instó a pedir el voto para un “modelo de producción y trabajo”. “No, por ahora no hay nada”, respondió un allegado a Cristina Fernández, respecto a una próxima participación en la campaña.

Juntos pero separados por las PASO

“Estamos arriba… entre cinco o seis puntos”, dicen cerca de Diego Santilli en relación a su competidor, el médico radical Facundo Manes. Dos listas compiten en Juntos: Santilli, exvicejefe de gobierno porteño hasta hace unas semanas, expresa la decisión de Horacio Rodríguez Larreta de llevar su influencia política más allá de la General Paz.

Hubo un enroque con María Eugenia Vidal que volvió a CABA. La candidatura de Santilli es apoyada por los influyentes intendentes macristas Néstor Grindetti (Lanús), Guillermo Montenegro (Gral Pueyrredón/Mar del Plata), Julio Garro (La Plata), Jorge Macri (Vicente López) y Héctor Gay (Bahía Blanca). Santilli, a quien en la lista secunda Graciela Ocaña, tiene el respaldo de Elisa Carrió.

Martín Lousteau, Ernesto Sanz y Gerardo Morales, ven en Facundo Manes la posibilidad de empezar a disputarle al PRO la centralidad de JxC. El peronista Emilio Monzó y la ex radical Margarita Stolbizer lo apoyan. Manes le viene reclamando un debate a Santilli. “Atacan porque están nerviosos”, responden del lado del exfuncionario porteño. Macri, por ahora, se ha mantenido ajeno a la interna.

Algunos números

“Claramente estamos yendo a una elección donde el oficialismo tendrá en Buenos Aires un menor caudal electoral que en 2019 (fue del 52,2%)”, dijo Lucas Romero, director de Synopsis. Parte de la baja es atribuida al impacto económico provocado por la pandemia.

“Episodios como el de la foto de Olivos y otros protagonizados por el Presidente Fernández pegan fuerte en el votante indefinido, donde le costará pescar votos al FdT”, evaluó.

Romero estima que el affaire Olivos podría hacer caer al oficialismo por debajo de los 40 puntos que medía antes del episodio. “De todos modos, como no hay una una única oposición, aun perdiendo voto, el oficialismo puede sacar adelante la elección”, dijo.

“Juntos está por encima de los 30 puntos, con Santilli en clara ventaja sobre Manes; José Luis Espert, que en 2019 sacó 1,5 como candidato a Presidente, ahora se arrima a los dos dígitos”, apuntó Romero.

Sobre las otras opciones, dijo: “Florencio Randazzo no levanta, aparece muy solo, todavía no logra ser atractivo para los desencantados del FdT; mide unos 5 puntos, apenas por encima de la izquierda (donde compiten Nicolás del Caño con Alejandro Bodart), cuya perfomance podría doblar lo reunido en 2019”.

El consultor Federico González, en tanto, ve una una paridad, con una ventaja de un par de puntos para Juntos (33 a 31) sobre el FdT. “Santilli le gana a Manes cómodamente, con un veintipico a ocho. A Randazzo lo tengo arriba de 10, a Espert entre 8 y 9, y la izquierda en 7”, dijo.

Me sorprende Tolosa Paz. Al empezar la campaña, la marca FdT traccionaba más que su candidatura; ahora ella está en ascenso y no tanto el espacio”, opinó el director de González & Asociados.

Otros dos trabajos por ahora ven un escenario optimista para la oposición. Giacobbe & Asociados le da a Juntos un 34% de intención de votos, contra un 27,2 del FdT. Espert trepa a un 9, Randazzo suma 5 y la izquierda está debajo del 2%.Para el Observatorio Electoral Consultores, el 40% se inclinó por Juntos por el Cambio y 36% por el Frente de Todos. En la interna opositora, Santilli está por encima de Manes: 26 a 18.

Hilario Moreno, de la consultora Dicen, ve, en cambio, un escenario favorable al oficialismo, en función de encuestas presenciales hechas en el conurbano, donde el oficialismo tiene su núcleo duro de votantes. “Estamos viendo muy bajo a Cambiemos, en alrededor de 25 puntos, mientras que el oficialismo está en unos 31 puntos. Impacta el 35 % entre indecisos y quienes dicen que no van a ir a votar”, comentó. Si bien coincide con otros analistas respecto a que el oficialismo perderá votos respecto a 2019, ve al FdT firme. “El poder cohesiona y noto una dispersión en el voto no peronista que no había hace dos años”, agregó.

En Buenos Aires, se eligen 35 diputados nacionales. La opositora Juntos debe renovar 14 diputados (8 del Pro, 3 de la UCR y 3 de la CC). A nivel nacional, aspira a aumentar los 115 legisladores actuales.

El oficialista Frente de Todos tiene 119 diputados. Con diez más, tendrá quórum propio en la Cámara Baja. Renueva 16 en Buenos Aires.

Participarán 25 listas con precandidatos. Guillermo Moreno, la mediática Cinthia Fernández, la dirigente evangélica Cynthia Hotton, y el histórico Jorge Altamira (por fuera del Frente de Izquierda), entre otros, buscarán superar el piso del 3 por ciento que impone las PASO para participar en las generales de noviembre.