Según la fórmula de movilidad jubilatoria, el próximo aumento trimestral de jubilaciones y pensiones, previsto para septiembre, rondará el 12% y 13%.

//Mirá también: Jubilados: el Gobierno oficializó el pago del bono de 5.000 pesos

Este aumento alcanzará a 18 millones de personas, ya que abarca también a las Asignaciones Familiares, AUH, pensiones no contributivas y PUAM, la pensión universal al adulto mayor. Se aplicará a partir del 1° de septiembre hasta el 30 de noviembre.

Los que quedan afuera del beneficio son los jubilados y pensionados de regímenes especiales, como docentes, docentes universitarios, Luz y Fuerza y Poder Judicial, ya que éstos disponen de índices propios.

Alberto Fernández en el club Social y Deportivo Ituzaingó, en Lomas de Zamora. (Foto: Presidencia)Presidencia

Así, aunque todavía no se sepa con certeza, desde el Gobierno aseguran que el aumento será superior al 12,12% otorgado en junio, ya que mejoró significativamente la recaudación, que es una de las variables de la fórmula de movilidad.

El especialista Guillermo Jáuregui calculó que, sobre la base de los componentes de la fórmula de movilidad, el aumento debería ser del 13%, por encima del 11% de inflación del segundo trimestre.

Cómo quedarían los montos

  • El haber mínimo de $23.065 subiría a unos $26.000.
  • La PUAM de $18.452 a más de $20.800.
  • Las pensiones no contributivas de $16.145 a $18.200.
  • El haber máximo de $155.204 a más de $175.000.
  • La AUH iría de $4.504 a unos $5.000.

El porcentaje del aumento se define según la fórmula de movilidad que combina la mitad de la variación trimestral de los salarios -en este caso, segundo trimestre-, según el RIPTE (Remuneración Imponible de Trabajadores Estables que elabora Seguridad Social) y el Índice de Salarios del INDEC, de ambos el mayor.

//Mirá también: Cómo es la nueva fórmula de movilidad jubilatoria que se aprobó en Diputados

La otra mitad de la fórmula se compone de la variación del segundo trimestre de este año de la recaudación impositiva por beneficiario que va a la Seguridad Social.

Y si bien el índice salarial de junio no fue todavía publicado por el INDEC, se cree que será inferior a la suba trimestral del RIPTE (+ 11,48%) por lo que prevalecerá este índice en el cálculo del trimestre.

La fórmula debutó en marzo, con un aumento trimestral del 8,07% sobre la base de los índices del cuarto trimestre de 2020, cuando la inflación en esos meses fue del 11,34%. Y en junio, con un 12,12%, frente a una inflación en el primer trimestre de 2021 del 13%.

Con este aumento, la suba acumulada de las jubilaciones según el índice de movilidad sumaría entre el 36% y 37% a septiembre y se mantendría en ese mismo nivel hasta noviembre, momento de la próxima actualización.

Considerando que la inflación acumulada rondaría el 45% para noviembre, no se descarta que para entonces el Gobierno vuelva a otorgar uno o dos bonos a un sector de los jubilados (los que perciben hasta 2 haberes mínimos) para compensar la eventual pérdida de octubre y noviembre frente a la inflación.