El ministro de Economía, Martín Guzmán, confirmó este miércoles que la Argentina cancelaría durante esta misma jornada una deuda de capital por US$ 1.900 millones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) con parte de los US$ 4.350 millones de los Derechos Especiales de Giro (DEG) que ingresaron recientemente a través del organismo internacional.

//Mirá también: Martín Guzmán se mostró en desacuerdo con Cristina Kirchner: “No hubo ajuste fiscal”

Para afrontar el pago, serán utilizados parte de los Derechos Especiales de Giro que distribuyó el organismo a los países miembros en el mes de agosto. En ese entonces, nuestro país obtuvo el equivalente a 4.334 millones de dólares.

En el resto del año se deberán pagar al fondo otros 400 millones de dólares en intereses en el mes de noviembre y otros 1.880 millones a fines de diciembre.

Las reservas internacionales cerraron este miércoles en 43.177 millones de dólares, por lo que cayeron en unos 1.992 millones de dólares tras el pago al Fondo y por variaciones en los valores de la canasta de monedas que la componen.

Guzmán con Georgieva, presidenta del FMI. (Foto: Twitter)

Sin embargo, el Gobierno intentará cerrar antes un nuevo programa de financiamiento con el organismo. El plazo un límite para renegociar con el FMI es el mes de marzo de 2022, según fijó el Club de Paris como plazo tope.

El acuerdo con el FMI está previsto para la ejecución del Presupuesto 2022, según el proyecto enviado la semana pasa al Congreso por el Ministerio de Economía.

Guzmán criticó al Gobierno de Macri

Esta cancelación se enmarca “en el sentido de responsabilidad” que representa la reconstrucción de la macroeconomía, remarcó Martín Guzmán y criticó al gobierno de Mauricio Macri, “que no utilizó un sólo dólar para mejorar la capacidad productiva”.

“Es importante destacar el rol de la Argentina en distintos foros internacionales para el desembolso de los DEG (Derechos Especiales de Giro)”, que tuvieron por objetivo mitigar los efectos de la pandemia en los países asociados al organismo.

“El FMI fue uno de los peores problemas que nos dejó la administración anterior, generando una vergonzosa deuda y una escasez de los instrumentos disponibles para enfrentar la crisis”, agregó.