Tras la irrupción al Capitolio estadounidense de parte de seguidores del presidente Donald Trump, las principales redes sociales vetaron las cuentas del mandatario, ante la posibilidad de que se incite a la violencia a través de ellas. En ese contexto, se espera ver en qué red social recaerá Trump para comunicarse con sus simpatizantes.

Todas las miradas apuntaron a Parler, una red favorable a la extrema derecha, que se posicionó como la principal alternativa, pero rápidamente fue bloqueada por Google, Apple y Amazon y retirada de sus tiendas de aplicaciones.

Se trata de una red social muy apreciada por extremistas de derechasGentileza

El director general de Parler dijo que esas acciones podrían dejar a esa plataforma fuera de la red durante una semana, periodo que sería optimista. E incluso si Parler encontrara un alojamiento web amistoso, sin una aplicación para teléfono inteligente, es difícil imaginar que ascienda a la categoría de una red social convencional.

Parler, creada hace dos años y que ha atraído a la extrema derecha, dice tener más de 12 millones de usuarios, aunque la firma de análisis de aplicaciones móviles Sensor Tower fija el número en 10 millones a nivel mundial, de ellos 8 millones en Estados Unidos. La cifra representa una fracción de los 89 millones de seguidores que Trump tenía en Twitter.

Sin embargo, Parler podría ser atractiva para Trump, en virtud de que sus hijos Eric y Don Jr., son activos en esa red social. Parler se topó el viernes con vientos en contra cuando Google retiró de su tienda de aplicaciones la de esa red social para teléfono inteligente por haber permitido la difusión de mensajes que buscan “incitar la actual violencia en Estados Unidos”.

Apple hizo lo propio el sábado en la noche después de dar a Parler 24 horas para atender las quejas de que era utilizada para “planear y facilitar aún más actividades ilegales y peligrosas”. Los problemas relacionados con la seguridad pública necesitarán ser resueltos antes para restaurarla, dijo Apple.

Un mensaje fue enviado el domingo a Parler para preguntarle si la compañía tiene previsto cambiar sus políticas y vigilar su cumplimiento en torno a los problemas mencionados.

Amazon asestó un revés más a Parler al informarle que necesitaría buscar otro servicio de alojamiento web a partir de la medianoche del domingo. Recordó a Parler en una carta que le había informado en las últimas semanas de 98 ejemplos de mensajes “que claramente alientan e incitan a la violencia” y señaló que la plataforma “representa un peligro muy real para la seguridad pública”.

El director general de Parler, John Matze, censuró las sanciones y las describió como “un ataque coordinado de las gigantes tecnológicas para aniquilar a la competencia en el mercado. Fuimos muy exitosos demasiado rápido”, señaló en un mensaje el sábado en la noche. Señaló que es posible que Parler no esté disponible durante una semana “en lo que reconstruimos desde cero”.

Con información de AP.