Durante la cumbre virtual del Mercosur, el presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou se refirió a que el bloque “no podía ser un lastre”, provocando un visible enojo en Alberto Fernández que le respondió duramente: “Quienes crean que el Mercosur es un lastre que tomen otro barco”, dijo.

Las repercusiones no tardaron en llegar, especialmente del otro lado del río, en donde los diputados del partido Colorado calificaron de “falta de categoría” y actitud “barrabrava” a la respuesta del argentino.

“Qué falta de categoría del presidente argentino ¿Qué clase de presidente pro tempore de un bloque de iguales es tan descortés con un colega que representa a un Estado y a un pueblo hermano? Nunca visto”, manifestó el diputado Conrado Rodríguez en su cuenta de Twitter También el diputado Felipe Schipani dijo que los dichos de Fernández eran dignos de “un barrabrava”.

“Que todos podamos sentirnos hermanos. Si nos hemos convertido en otra cosa, en una carga, lo lamento. No queríamos ser una carga para nadie. Eso hace que a uno lo tiren de un barco y lo más fácil es bajarse del barco si esa carga pesa mucho. Terminemos con esas ideas que ayudan poco a la unidad. No queremos ser lastre de nadie. Si somos un lastre, que tomen otro barco”, enfatizó Fernández.

Jair Bolsonaro y Mario Abdo Benítez, presidentes de Brasil y Paraguay, respectivamente, abogaron por que el bloque “vaya a una situación de pragmatismo comercial y haya más acuerdos de libre comercio”.

El mandatario argentino, por su lado, dijo que no quiere ir a una baja del arancel común externo. “No creemos que la reducción lineal del arancel externo sea el mejor instrumento. Argentina propone preservar el equilibrio entre sectores agrícolas e industriales, con justicia social, en un contexto de incertidumbre global absoluta”, manifestó.