Este viernes por la noche, el presidente Alberto Fernández firmó un decreto donde habilita al Congreso de la Nación, que se encuentra en período de sesiones extraordinarias hasta el 28 de febrero, a tratar la suspensión de las Elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), entre otros permisos que le otorgó.

Si bien no lo menciona explícitamente, el mandatario incluyó un apartado sobre la “Emergencia Sanitaria y Calendario Electoral 2021”. Desde Jefatura de Gabinete, confirmaron que es a pedido de los legisladores, para habilitarlos a comenzar a discutir el tema y buscar “consensos”.

Los gobernadores de 10 provincias le insisten a Fernández con que este año se cancelen las elecciones primarias por única vez. El pedido se reiteró durante la reunión que el mandatario mantuvo con ocho gobernadores y dos vice en Chilecito, La Rioja, esta semana.

La concesión es a pedido de los legisladores, para habilitarlos a comenzar a discutir el tema y buscar “consensos”.

Sin embargo, el oficialismo y Juntos por el Cambio quieren que las elecciones preliminares se mantengan a pesar de la pandemia. Para la oposición, significaría “cambiar las reglas de juego” sobre la marcha, aunque mandatarios radicales no lo ven con malos ojos. Anunciaron que, si avanza el tema, se generará una fuerte polémica.

La iniciativa surgió a través de un proyecto presentado en diciembre por el diputado tucumano Pablo Yedlin, que responde al gobernador Juan Manzur. El documento, que lleva la firma de otros nueve legisladores que dependen de otros mandatarios provinciales, planteó el riesgo sanitario a raíz del avance del coronavirus y los altos costos que supone la organización, y propuso suspender las PASO solo por este año.

Los gobernadores indicaron que en agosto, cuando se realizarían las PASO, se encontrarán en el medio de la campaña de vacunación contra el Covid-19, enfrentando, posiblemente, los efectos de la segunda ola de contagios. Ante este pedido, Fernández les solicitó que tramitaran el pedido a través del Congreso.

Al tratarse de una ley electoral, ambas Cámaras deben aprobarlo con mayoría absoluta.

Al tratarse de una ley electoral, ambas Cámaras deben aprobarlo con mayoría absoluta: la mitad más uno de los miembros del cuerpo. En el Senado, implica 37 votos afirmativos de los 72 senadores y en Diputados, 129 de los 257 integrantes.

Entre las demás habilitaciones que le concedió al órgano legislativo, se encuentra la autorización a debatir el proyecto de Ley por el que se aprueba el Acuerdo Marco entre la República Argentina y la Secretaría del Convenio de Basilea sobre el Control de los Movimientos Transfronterizos de los Desechos Peligrosos y su Eliminación sobre el Centro Regional del Convenio de Basilea para la Capacitación y la Transferencia de Tecnología.

La ampliación de temario también incluye la implementación del Código Procesal Penal, el tratamiento de acuerdos para designar autoridades del Banco Central, la reactivación de obras para vivienda y el proyecto de Ley Acceso al Empleo Formal para Personas Travestis, Transexuales y Transgénero “Diana Sacayán”. En el listado no figura la esperada prórroga de la Ley de Biocombustibles, aunque la semana que viene podría haber un nuevo decreto de extensión del temario.