El presidente de la Nación, Alberto Fernández, encabezó este viernes el acto por el Día de la Soberanía Nacional, declarado en conmemoración por la batalla de la Vuelta de Obligado. El homenaje se realizó en la ciudad bonaerense de San Pedro, donde el 20 de noviembre de 1845 se libró la batalla, sobre el río Paraná.

Durante su discurso, el jefe de Estados sostuvo que “detrás de la argumentación del libre comercio, se esconde un sistema de sometimiento donde algunos elaboran lo producido y los otros parecemos condenados a seguir viviendo de la producción primaria”.

Fernández dijo que “la soberanía hoy no es solo la territorial, que obviamente la seguimos revindicando”, sino que también “está ligada al desarrollo y la posibilidad de que seamos dueños de nuestro propio destino”.

“Tampoco podemos olvidarnos hoy de nuestros derechos soberanos sobre las islas Malvinas”, agregó el mandatario.

En tanto, Fernández dijo que “en memoria de aquellos luchadores tenemos que saber que está pendiente la construcción de la Argentina que nos merecemos” y que “el desafío es que, de una vez por todas, en unidad construyamos el país que nos merecemos”.

¿Qué se conmemora?

La disputa fue entre las fuerzas que respondían al gobernador bonaerense Juan Manuel de Rosas y la coalición anglofrancesa que bloqueó el puerto de Buenos Aires, con la intención de establecer relaciones comerciales directas desde el litoral con Santa Fe, Entre Ríos y Corrientes.

Los anglofranceses se atribuyeron la victoria pero, por los contratiempos de asentarse en el territorio, se vieron obligados a reconocer la soberanía argentina en los ríos interiores y a retirar la flota de Gran Bretaña en 1847 y la de Francia un año después.

En 1974 se declaró el 20 de noviembre como Día de la Soberanía Nacional y desde 2010 es feriado nacional.