El líder camionero Hugo Moyano habría pagado entre 200 mil y 500 mil dólares a ex espías de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) para hacer caer la causa por presunta asociación ilícita en el club Independiente, que tiene como protagonista a su hijo Pablo.

De acuerdo a la investigación, habría contratado a los agentes de la AFI para “dar vuelta” la declaración indagatoria del ex barra brava de Independiente Daniel Lagaronne, quien acusó al hijo de Moyano de liderar una asociación ilícita para defraudar al club de Avellaneda. También, se investiga si promovieron una falsa denuncia contra el fiscal Sebastián Scalera, que lleva la causa.

La denuncia, publicada en el portal Periodismo y Punto, y difundida en el programa radial “Esta Mañana”, que conduce Luis Majul en Radio Rivadavia, se basa en una serie de diálogos que mantuvieron por WhatsApp los espías Leandro Araque y Facundo Melo.

Moyano le habría pagado entre 200 mil y 500 mil dólares a ex espías.

Las conversaciones fueron extraídas del celular de Araque en el marco de la causa que investiga un presunto espionaje ilegal durante la gestión del ex presidente Mauricio Macri, en manos de la Justicia Federal de Lomas de Zamora.

Según se desprende de las conversaciones, los agentes de la AFI buscaban cobrar una deuda por supuestos servicios ilegales: el abogado de Moyano, Daniel Llermanos, habría sido el intermediario entre ellos y el líder camionero.

“Le pasé el audio, le recontra sirve. Nos va a hacer renegar. Yo creo que va a cumplir, pero nos va a hacer renegar”, le comenta Melo a Araque en la grabación.

Pablo Moyano está acusado de liderar una asociación ilícita para defraudar al club de Avellaneda.

La situación también involucra al ex director del Servicio Penitenciario Federal (SPF) Víctor Hortel, quien había sido contactado con Melo y Araque por Llermanos para representar legalmente a Damián Lagaronne, uno de los laderos de Pablo “Bebote” Álvarez, el otro barra brava de Independiente que complicó a Pablo Moyano ante la Justicia.

Sin embargo, el ex barra no siguió las presuntas indicaciones y declaró como arrepentido, condición en la que responsabilizó al secretario adjunto del Sindicato de Choferes de Camiones de estar al frente de una asociación ilícita para defraudar a Independiente.

Hortel, quien actualmente es director del Plan contra el Hambre, se presentó el jueves y se negó a declarar.

La denuncia se basa en una serie de diálogos que mantuvieron por WhatsApp los espías Leandro Araque y Facundo Melo.

La charla telefónica tuvo lugar el 9 de febrero de 2019. Por ese entonces, tanto Lagaronne como “Bebote” Álvarez permanecían en prisión.

El expediente es por la presunta comisión de los delitos de amenazas agravadas por su finalidad de obtener una medida por parte de un poder del Estado, en concurso ideal con amenazas coactivas, instigación a la falsa denuncia y falsa denuncia, prevaricato de abogado y falsificación de documento en grado de autoría mediata y uso de documento falso.

En la causa de Lomas de Zamora, Pablo Moyano es querellante contra la cúpula de la AFI de Macri e incluso acusó a periodistas como Luis Majul, Nicolás Wiñazki y Gustavo Grabia.