El vocero papal, Alessandro Gisotti, fue el encargado de revelar ante la prensa las razones que le dio el propio Bergoglio.


Las imágenes en las que el Papa Francisco apartaba las manos de sus fieles para que estos no pudieran besarle el añillo se viralizaron esta semana y generaron polémica. Ahora, desde el Vaticano explicaron cuál fue el motivo de la actitud del Sumo Pontífice.

“El Papa me dijo que la razón por la que no permitió los beso al anillo en Loreto era la higiene, no por él, sino para evitar el contagio de gérmenes entre la gente que hacía filas“, afirmó Alessandro Gisotti, director de la oficina de prensa del Vaticano, según informó AFP.

Las imágenes del papa mientras se aparta cuando los fieles tratan de besar su anillo en el santuario de Loreto, al norte de Italia, generaron muchos interrogantes entre los católicos. La hipótesis de muchos era que se trataba de una cuestión de humildad, aunque otros lo tomaron como un gesto “grosero”.

“Me dijo que le gusta abrazar y ser abrazado y estar cerca de la gente, pero temía que todos se enfermaran“, contó Gisotti.





Comentarios