Ángel Correa anotó el único tanto en el ocaso del partido, tras una buena jugada individual.


La Selección argentina, sin su capitán Lionel Messi, le ganó 1-0 a Marruecos en un partido amistoso que se jugó en Tanger, en el cierre de la doble fecha FIFA.

Apenas un gol de Ángel Correa determinó el triunfo albiceleste en un partido que nada tuvo de amistoso. En el estadio Ibn Battouta de Tánger abundaron la fricción, las protestas y el viento, condición climática que hizo muy complicado el desarrollo del juego.

A los 84 minutos, sorpresivamente, cuando el empate en cero parecía sellado, Correa, que había ingresado por Rodrigo De Paul, entró al área a todo trapo, se abrió hacia su perfil derecho y clavó un derechazo junto al segundo palo.

La gira de Argentina había comenzado el viernes pasado con una derrota frente a Venezuela por 3-1 en Madrid, partido en el que sí jugó Messi, y ahora sin el referente del equipo el objetivo ante los marroquíes era dejar atrás la imagen discreta que mostró hace cuatro días.

Lamentablemente no hubo misión cumplida. Hubo poco fútbol en el 11 inicial y poco pudieron hacer los suplentes cuando les tocó ingresar. El conjunto que dirige Lionel Scaloni cerró el último partido de preparación antes de la Copa América de Brasil 2019 con más incertidumbres que certezas.






Comentarios