Habían sido bloqueados de la aplicación por reclamar mejoras en las condiciones de trabajo.


La Justicia ordenó que la app de delivery Rappi “cese, en forma urgente, con la conducta antisindical” y reincorpore a tres trabajadores que habían sido bloqueados de la aplicación por reclamar mejoras en las condiciones de trabajo.

De esta manera, la jueza Stella Maris Vulcano, del Juzgado Nacional de Primera Instancia del Trabajo N° 37, le dio la razón a los trabajadores, quienes son fundadores y miembros de la Comisión Directiva de la Asociación de Personal de Plataformas (APP), el primer sindicado en este rubro fundado en octubre del año pasado.

El caso comenzó con el pedido de una cautelar hecho por tres trabajadores, quienes se reunieron con gerentes de Rappi para plantear reclamos sobre sus condiciones de trabajo, como acordar un ingreso fijo y la cobertura de riesgos de trabajo por accidentes y robos. Tras ese encuentro “fueron súbitamente bloqueados para ingresar a la plataforma digital” como “represalia por su actividad y condición gremial”.

Es un fallo que sienta precedente, en un contexto donde aplicación similares a Rappi, como PedidosYa, Glovo y Uber, han crecido de forma significativa y recibido muchas denuncias por precarización laboral.






Comentarios