Las empresas transportadoras y distribuidoras de gas natural por red solicitaron este martes al Gobierno que las autorice a subir hasta un 35,6 por ciento sus tarifas antes de junio para compensar la inflación acumulada desde octubre a la actualidad.

Si bien en la audiencia hay argumentos a favor y en contra del incremento, los resultados no son vinculantes. Incluso, el incremento del 35% para el gas para el 1 de abril fue decidido por el Gobierno cuando el cargo de secretario de Energía aún lo ocupaba Javier Iguacel, tres meses atrás.

El requerimiento fue expresado en la audiencia que se llevaba a cabo en el Centro Metropolitano de Diseño de la Capital Federal, encabezada por el presidente del Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas), Mauricio Ezequiel Roitman, y del vocal segundo del organismo, Diego Fernando Guichón.

Allí participaban representantes de las empresas Transportadora de Gas del Sur, Metrogas, Litoral Gas, Gas Natural Ban, Camuzzi Gas Pampeana y Camuzzi Gas del Sur. Todos explicaban los motivos por lo que hay que subir las tarifas hasta un 35,5% este semestre en la zona metropolitana de Buenos Aires.

En tanto, el jueves 28 habrá otra audiencia en Salta para que se definan los aumentos que competen a las compañías Distribuidora de Gas del Centro; Gasnor SA; Gas NEA SA; Distribuidora de Gas Cuyana SA; y Transportadora de Gas del Norte SA y Redengas SA.

El Enargas decidió hacer la audiencia en la calle Zuviría 291 de Salta capital, pero habilitará centros de participación virtual en Mendoza (en 25 de Mayo 1431), Córdoba (en La Rioja 481) y Rosario.

Lo que está en juego es la aplicación de la Metodología de Adecuación Semestral de la Tarifa de acuerdo a los datos de inflación que viene publicando el Indec desde octubre a través de su Índice de Precios al Consumidor (IPC).

Cuando pagan sus facturas, los usuarios responden a tres componentes: el precio de producción del gas; el costo del transporte desde los yacimientos; y el precio de la distribución hasta el domicilio.

Transportadora Gas del Sur dijo este martes que necesita que el componente correspondiente de transporte de gas en las facturas suba un 35,6%, al pasar de 33,70 pesos promedio por mes para un usuario R1 (hasta 200 metros cúbicos al año) a 45,70 pesos.

A medida que mayor sea el consumo, más alta es la categoría y mayores son los costos que hay que pagar, por lo que más se sentirá el impacto de los porcentajes que terminen acordando el Gobierno con las empresas.

Por otro lado, la compañía distribuidora Metrogas, que brinda el servicio a unos 2,4 millones de usuarios en la zona metropolitana de Buenos Aires, pidió que las tarifas suban 32%, para recuperar la rentabilidad perdida desde el 1 de octubre a consecuencia de la inflación.

De la audiencia participaban funcionarios, empresarios y representantes de consumidores. "El objetivo es mantener estable en términos constantes las tarifas de gas natural establecidas al inicio del quinquenio que estableció el programa", explicó Guichón al dar inicio a la audiencia pública.

Todas las empresas aseguraron que están realizando las inversiones con las que se comprometieron en 2016 cuando el entonces ministro de Energía y Minería Juan José Aranguren puso en marcha el plan quinquenal de reestructuración del sector.

Con una resolución el Enargas estableció en ese momento que el monto de las inversiones no ejecutadas al finalizar cada semestre debe actualizarse utilizando la misma metodología y los mismos índices de precios usados para la adecuación semestral de las tarifas.

Por ejemplo, Transportadora Gas del Sur tenía previsto en diciembre de 2016 invertir unos 1.192 millones de pesos entre el 1 de abril de 2017 y el 30 de marzo del 2018, cifra que se actualizó y subió a 1.261 millones de pesos en la actualidad.