El detenido excontador del matrimonio Kirchner, Víctor Manzanares, consiguió a última hora de este jueves firmar una acuerdo de colaboración con el fiscal Carlos Stornelli y dijo que Daniel Muñoz, exsecretario privado de Néstor, y su mujer Carolina Pochetti tenían 150 millones de dólares.

En el marco de la causa de los cuadernos de las coimas, la Justicia consideraba que los fondos en el exterior, aparentemente de Muñoz, rondaban los 70 millones de dólares. Sin embargo, Manzanares fue más allá y se refirió a negocios en el rubro farmacéutico, transporte, insumos hospitalarios e inmobiliarios, manejados por otros testaferros y en los que la arrepentida Pochetti habría figurado como directora.

Para convertirse en arrepentido, Manzanares deberá esperar ahora a que el juez federal Claudio Bonadio homologue el acuerdo y lo acepte como imputado colaborador.

Manzanares también habló del exjuez Norberto Oyarbide y habría asegurado que el exmagistrado manipuló una pericia contable clave para sobreseer al matrimonio Kirchner en una vieja causa por presunto enriquecimiento ilícito.

Manzanares declaró en el tramo de la causa en la que se investigan supuestas maniobras de lavado de dinero por parte del fallecido exsecretario presidencial, Daniel Muñoz, y su entorno.