Doce años después de participar del programa, volvió para contar sus secretos.


Doc años pasaron desde que Cecilia “Chechu” Rolle llegó a “Cuestión de Peso” para hacer público su problema de obesidad e intentar combatirlo. Y lo logró: ingresó con 138,9 kilos  y se fue con 82.

Chechu no solo participó del primer “Cuestión de peso”, sino que es uno de los participantes más recordados, un lugar que se ganó gracias a su fuerte personalidad. Por eso, al volver a visitar el programa doce años después, se convirtió en todo un acontecimiento.

Estoy feliz de la vida, muy contenta y agradecida al programa. Le escribo siempre a los chicos (por los profesionales). Cumplo 47 en diciembre y era una pendeja cuando vine acá. Para mí ‘Cuestión de peso’ es una familia y es un orgullo haber pertenecido. Y seguir en contacto con todos”, le contó a Mariano Peluffo.

Además, Chechu contó cómo hizo para no volver a engordar: “Hace dos años que mantengo el peso del alta. Me peso religiosamente mañana y noche. Dicen que soy un poco obsesiva pero eso me ayuda. La tengo re clara y sé que si a la noche peso tanto, a la mañana voy a pesar tanto”.

Y especificó: “Por ejemplo si pesaba 78 y un día pesé 80 no me preocupo tanto porque mi alta fue 82 kg. Pero eso me da una señal de alarma y entonces me cuido especialmente. Tampoco me pongo calzas porque eso engaña ya que se estiran y una cree que está siempre igual. Entonces me guío sólo por la balanza”.

“Durante estos años los profesionales siguieron acompañándome. Nadie me soltó la mano. Esto lo resalto porque muchos creen que cuando termina el programa o te vas, se olvidan de vos. Pero no es así”, concluyó.






Comentarios