Una sobreviviente del naufragio del barco con turistas que se hundió en el lago de Table Rock en Missouri, Estados Unidos, perdió a todos sus hijos, a su marido y a sus suegros. En el accidente fallecieron 17 personas.

"Tengo el corazón roto. De los 11 que éramos, sólo sobrevivimos dos: mi sobrino y yo. Perdí a todos mis hijos, a mi marido, a mi suegra y a mi suegro", dijo Tia Coleman entre lagrimas a la cadena Fox59.

Según la mujer, el capitán del barco dijo a los pasajeros que no necesitarían chalecos salvavidas. "Al principio el agua no parecía amenazante", afirmó la mujer. Y se mostró convencida de que "mucha gente podría haberse salvado".

El barco anfibio, que puede movilizarse tanto por tierra como por agua, llevaba a 31 personas a bordo, según informaron las autoridades. Varios pasajeros pudieron por sus propios medios a la orilla.

El viernes el vocero de la Patrulla de Carreteras del Estado de Missouri, Jason Pace, comunicó que encontraron a todos los desaparecidos. Las víctimas mortales tienen entre 1 y 70 años y entre ellas figura el conductor del barco, según la policía del condado de Stone. Seis heridos fueron hospitalizados.