Reforma previsional: Así fue el intenso debate entre los diputados



Insultos, acusaciones cruzadas y chicanas fueron parte de la maratónica sesión. A las 17 se tratará la reforma tributaria.

La sesión especial de la Cámara de Diputados, iniciada este lunes a las 14.15, culminó con la aprobación de la reforma previsional gracias a los 127 votos positivos, 117 negativos y dos abstenciones para el proyecto impulsado por el Gobierno.

El presidente del plenario legislativo, Emilio Monzó, recién pudo encaminar la discusión en base al temario a las 19.05, ya que la oposición, mayormente del kirchnerismo, usó el artilugio legislativo de pedir cuestiones de privilegio para hablar del enfrentamiento entre militantes y las fuerzas de seguridad.

Ni bien comenzó a tratarse el proyecto de ley, Eduardo Amadeo (PRO) fue víctima de insultos por parte del diputado Andrés Larroque, del Frente para la Victoria. La situación provocó la intervención del presidente Monzó. 

Quien concluyó el intenso debate en la cámara alta fue Agustín Rossi, presidente del bloque del Frente para la Victoria, que se lamentó por el resultado final de la votación: “Estamos tristes, la ley es mala. Intentamos que no se aprobase pero no conseguimos el número. Perjudica a los jubilados”.

Previo al inicio del debate

En una encendida sesión donde no faltaron tampoco los cruces, como los sucedidos entre la kirchnerista rionegrina María Emilia Soria y el titular del interbloque peronista Argentina Federal, Pablo Kosiner, quien rechazó las acusaciones de diputados del Frente para la Victoria por la decisión del acuerdo sellado entre el presidente Mauricio Macri y los mandatarios provinciales.

Previamente, el diputado de Evolución Radical, Martín Lousteau, dijo que “estamos en contra de todo tipo de violencia” y advirtió “que no se vuelva a mencionar en cada momento el 19 y 20 de diciembre del 2001, porque eso quiere decir que hemos aprendido muy poco”.

El diputado del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, apuntó contra Elisa Carrió, que se levantó de su banca: “¡Andate tranquila nomás! Total, ¿para qué te queremos acá? Te hubieses ido cuando eras funcionaria de la dictadura en el Chaco”.

En tanto, la diputada Elisa Carrió denunció por su parte que, debido a los incidentes que ocurrieron en las afueras del Congreso: “en términos jurídicos a eso se le llama Estado de hecho, que no es ni más ni menos (que) apartado del derecho. Eso se llama golpe de Estado“, remarcó.

También habló de “conspiración institucional” tras recordar que “el pueblo no delibera ni gobierna sino a través de sus representantes”, y pidió entonces que se corra vista al fiscal de turno y al juez sobre los incidentes en la plaza del Congreso.

En un momento la sesión pasó a cuarto intermedio por pedido del FpV por los incidentes entre los manifestantes y la policía. Sin embargo, desde Presidencia de la Nación se ordenó seguir adelante con la sesión convocada especialmente y Monzó dispuso continuar con la orden del día.

La sesión comenzó a las 14, cuando el bloque de Cambiemos, conducido por el radical Mario Negri, logró empezar el debate. El número de diputados que necesitaba el oficialismo, 129, se consiguió. 

El proyecto viene cargado de polémica, luego de la frustrada sesión del jueves pasado que terminó en un escándalo sin precedentes dentro del recinto. Hubo incidentes en la calle y una posterior represión de las fuerzas de seguridad con decenas de heridos y detenidos.