Se trata del jefe de Automotores, quien cayó con otros dos policías. Conseguía materiales para los vehículos de la PFA a través de facturas truchas.


El jefe de la División Automotores de la Policía Federal Argentina (PFA) fue detenido hoy junto a otros dos efectivos que estaban a su cargo como acusado de defraudación contra la administración pública, lavado de activos y enriquecimiento ilícito.

Se trata del comisario Miguel Andrés Muñoz, del cabo Gustavo Luis Sinchicay y del auxiliar Javier Andrés Provini, todos de la misma división, quienes fueron imputados por esos delitos por el juez en lo Criminal y Correccional Federal 8, Marcelo Martínez de Giorgi, y el fiscal Carlos Stornelli.

De acuerdo a un comunicado de prensa de la PFA, la Dirección de Investigaciones Internas del Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Carlos Manfroni, inició las actuaciones y una vez obtenidas las pruebas sobre los hechos se “dio inmediato aviso a la Justicia Federal”.

El jefe de la PFA, comisario general Néstor Roncaglia, señaló que no admitirá bajo ningún concepto “situaciones contrarias con el estado de derecho y la ética de la institución”, por lo que dispuso de manera inmediata el pase a disponibilidad y juzgamiento administrativo del personal detenido.

Asimismo, se informó que la investigación fue llevada en su totalidad por la Superintendencia de Asuntos Internos, unidad que realizó las detenciones y los allanamientos ordenados por la justicia.




Comentarios