La nueva fórmula de movilidad previsional que impulsará el oficialismo en el Congreso será semestral, se determinará por la evolución de los salarios y de la recaudación impositiva, y regiría a partir de marzo próximo, según precisaron este martes fuentes oficiales.

Se trata de un cálculo que tiene como antecedente directo la establecida por la Ley 26.417 que estuvo vigente desde 2008 hasta su derogación en 2017, con la evolución de los salarios y de la recaudación como sus variables constitutivas básicas.

Todos estos elementos "han sido validados por los y las especialistas, nacionales e internacionales, convocados a exponer en la Comisión por la totalidad de bloques parlamentarios participantes con absoluta pluralidad política", informó el Ministerio de Economía.

"La fórmula que se propone es sustancialmente la misma a la sancionada en el año 2008 y que resultó en una mejora sostenida en el poder adquisitivo de los jubilados y jubiladas hasta el año 2015", señalaron en Economía.

Sin embargo la propuesta no cayó bien en el seno de Juntos por el Cambio. "Tiraron toneladas de piedras cuando Cambiemos incorporó la inflación al cálculo de la movilidad jubilatoria. Como era favorable a los jubilados, suspendieron la fórmula en diciembre. Ahora directamente sacan a la inflación y ponen la recaudación. ¡Ajustan con los jubilados!", sostuvo el jefe del interbloque de JxC, Mario Negri.

El diputado radical Alejandro Cacace se mostró enojado: "Tuvimos 16 reuniones de comisión, vinieron expertos, economistas, juristas, fiscales… Todo para que vuelvan a la misma fórmula que había con Cristina (Kirchner). Fue todo una cortina de humo", dijo ante Clarín.

La iniciativa, que el oficialismo aspira pueda ser puesta en vigencia a partir de marzo próximo, será considerada en el marco de la Comisión Bicameral Mixta de Movilidad Previsional, tras la elaboración de un proyecto en conjunto con el Ministerio de Trabajo, el de Economía y la Anses. Juntos por el Cambio ya anticipó que no participará y firmará un dictamen de minoría.

El diputado radical Alejandro Cacace

"La propuesta del oficialismo quita la inflación, que es la única garantía de preservar poder adquisitivo, y cambia la actualización de 3 a 6 meses. Estira el deterioro que sufren haberes y el tiempo para recomponer", detalló Cacace.

"Vuelven a meter el tema de la recaudación que es innecesario porque ya aprobamos la ley que establece que el Fondo de Garantía de Sustentabilidad puede asistir al Tesoro para el pago de jubilaciones", reclamó Cacace sobre la incorporación de la variable de recaudación.