El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, encabezó este jueves por la mañana el operativo de desalojo de los terrenos ocupados desde julio pasado en la localidad bonaerense de Guernica, en el partido de Presidente Perón.

Los ocupantes del terreno prendieron fuego casillas y les arrojan piedras a los efectivos, que disparaban balas de goma para dispersarlos. Según lo dicho por el fiscal Juan Cruz Candomí Alcorta, hay al menos 35 detenidos pero los vecinos del predio aseguran que entre los arrestados hay gente que no participó de la usurpación.

Sergio Berni, ministro de Seguridad bonaerense, encabeza el desalojo de las tomas de tierra en Guernica. (Clarín)

"¿Qué corazón tienen para sacarnos así? Estamos desesperados, es una situación muy difícil, el Gobierno no hace nada", planteó uno de los ocupantes en declaraciones a radio Rivadavia.

"Ya está todo desalojado", dijo Berni esta mañana en declaraciones a la prensa, luego que unos 4.000 efectivos policiales rodearon la zona y comenzaron a derribar algunas casillas que se habían instalado en el lugar, que comenzó a ser desocupado en cumplimiento de una orden del juez de Cañuelas, Martín Rizzo.

Cabe recordar que la Justicia rechazó el pedido de Berni de postergar hasta el lunes 2 de noviembre el operativo en el predio tomado.

Balas de goma, corridas y detenidos durante el tenso desalojo de las tierras tomadas en la localidad bonaerense de Guernica. (Clarín)
Balas de goma, corridas y detenidos en el desalojo de las tierras tomadas en Guernica. (Clarín)

Además, en el marco del desalojo en Guernica, organizaciones sociales y sindicales realizan al menos 15 cortes en accesos a la ciudad de Buenos Aires

Subsidios

En el marco de los conflictos por la usurpación de tierras, el Gobierno bonaerense dispuso que entregará subsidios de hasta $50.000 mensuales por seis meses para desalentar las usurpaciones.

A través del decreto 938/2020 publicado en el Boletín Oficial de la provincia de Buenos Aires, creó el "Programa de Asistencia Crítica y Habitacional", que contempla el otorgamiento de los fondos para personas "en extrema vulnerabilidad social".

Según indica el texto de la normativa, los subsidios serán para “gastos de alojamiento, materiales de construcción y otros que tengan como propósito resolver el problema habitacional existente”.