El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, defendió este sábado el operativo de desalojo realizado esta semana en el predio de Guernica y aclaró que los gases lacrimógenos que se vieron "provinieron de grupos de izquierda", por lo cual solicitó a la justicia que "tome nota" en el asunto.

"Agradezco la posibilidad de aclarar que ninguno de los gases lacrimógenos que se vieron en el desalojo fueron tirados por nosotros. Todos provenían de grupos más radicalizados de izquierda que tenían no solamente esos gases sino también las máscaras antigases", dijo Berni en radio Mitre.

"Solamente en Argentina puede pasar algo así y que quede naturalizado, que tengan semejante arsenal como yo nunca vi. Creo que la justicia tiene que tomar nota sobre esta situación", agregó.

Un hombre con un escudo en plena batalla con la policía en Guernica (AP Photo/Natacha Pisarenko)

El funcionario bonaerense se refirió de esta manera al operativo de desalojo concretado el jueves a primera hora en el predio de Guernica por parte de la Policía, en cumplimiento de una orden judicial, ocupado por familias que no habían aceptado el acuerdo para retirarse pacíficamente del lugar.

El procedimiento, que comenzó cerca de las 6 y fue encabezado por Berni, se trasladó luego a los alrededores del lugar, donde se produjeron incidentes entre la policía y manifestantes.

"Sólo en Argentina puede pasar que un grupo se maneje con la violencia con la que lo hicieron. Además el discurso que tienen quedó desterrado después después de ver cómo tiraban gases lacrimógenos, incluso sobre los chicos que estaban allí", dijo el ministro.

Berni aseguró que los gases fueron tirados por la izquierda (AP Photo/Natacha Pisarenko)

Por otra parte, en relación al dirigente Juan Grabois, Berni analizó que como "no es un funcionario tiene a derecho a pensar como quiera, pero lo que no puede hacer es avanzar sobre la propiedad privada".