Las reservas internacionales brutas que acuña el Banco Central perforaron este miércoles el piso de u$s40.000 millones, por lo que se mantienen en el proceso de sostenida baja que se inició el año pasado con la crisis financiera.

El resumen de variables financieras del Banco Central informó este miércoles que las reservas se ubicaron en u$s39.866 millones, un 48,5% por debajo del récord histórico registrado en abril de 2019.

Sólo en lo que va de octubre, el Banco Central perdió 1.513 millones de dólares. Es el mes del año en el que mayor sangría hubo, en un contexto de incremento de las restricciones cambiarias por el ajuste del cepo anunciado el 15 de septiembre.

Estimaciones privadas indican que las reservas netas de libre disponibilidad se ubican apenas por encima de los 3.000 millones de dólares. El Banco Central no da a conocer este dato en forma oficial.

Desde agosto de 2019 cuando el Gobierno de Mauricio Macri fue derrotado ampliamente en las urnas por el kirchnerismo, la Argentina perdió 26.443 millones de dólares de reservas internacionales.

Miguel Ángel Pesce, presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA). (Télam)

En ese lapso salieron del país capitales que habían sido atraídos años antes por altas tasas de interés de instrumentos en pesos y también se disparó la demanda de dólar para ahorro, como refugio de inversión.

Las reservas están en el nivel más bajo desde febrero de 2017. Y desde que asumió, la gestión de Alberto Fernández no ha logrado incrementarlas. Por el contrario, en ese tiempo bajaron en unos 3.919 millones de dólares.

El 9 de agosto de 2019, último día hábil previo a las elecciones primarias, las reservas se ubicaban en los 66.309, por lo que desde entonces descendieron un 40%.

El récord histórico de reservas acuñadas se había registrado el 9 de abril de ese año, con unos 77.481 millones de dólares, en paralelo al proceso de emisión de deuda externa que desarrolló el macrismo.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.