Fue uno de los seleccionados para la gala de eliminación.


El paso de Fede Bal por la emisión del martes de “Masterchef Celebrity(Telefé)  estuvo accidentada desde el comienzo, cuando uno de los jurados lo pescó haciendo trampa. Después, cuando se enfrentó a las devoluciones, tampoco terminó bien.

Mientras trabajaba en un wok de verduras salteadas, Donato de Santis vio cómo Claudia Villafañe le pasaba a Fede unas zanahorias peladas. Sorprendido, el jurado le preguntó a la mamá de Dalma y Gianinna: “¿Le diste verdura cortada a Fede?” y ella le dijo que sí.

“Ahora nos vamos a ocupar”, agregó Donato, y le ordenó a Bal que devolviera las zanahorias y que lo hiciera de nuevo él mismo. “Ponela en un platito, la devolvés y lo hacés de vuelta”, le dijo.

Pero ese no fue el peor momento de Fede en el programa. Sobre el final, cuando presentó el wok a los jurados, no obtuvo una buena devolución, a pesar de que se tenía mucha confianza. “Siento que voy a subir al balcón (espacio que asegura el pase a la siguiente ronda) y que voy a ganar este desafío”, había dicho.

Sin embargo, Germán Martitegui no estaba de acuerdo: “Está duro, yo le pongo actitud, te juro por Dios. Esto es imposible de comer. Mi crítica es a la textura y a la consistencia”, le dijo.

Luego, Damián Betular, sumó: “El pollo tiene la textura de un corcho”. Finalmente Donato de Santis se sumó a las críticas: “Todos los sabores están empastados, las verduras están sobrecocinadas, el pollo está seco y la salsa demasiado reducida y espesa. En la boca se empasta todo y no está bueno. La idea es que vos me escuches y la próxima vez puedas hacerlo mucho mejor”, le dijo.

Enojado por su mala performance, Fede se quejó en voz alta sobre la crítica de Martitegui. “Siento que se pone en un lugar de padre, como diciendo ‘no ordenaste ahí’, ‘no llevaste los juguetes al cuarto’. Todo bien pero: señor, usted no es mi padre“, dijo en voz alta.

Así, el hijo de Carmen Barbieri se llevó un delantal gris y pasó directo a la gala de eliminación.




Comentarios