Se trata de Rodrigo Cristaldo, de 41 años. El hallazgo fue en la localidad bonaerense de Bernal.


El cuerpo descuartizado de Rodrigo Cristaldo, un hombre de 41 años que era buscado desde la semana pasada, fue encontrado este martes en una vivienda del partido bonaerense de Quilmes y por el crimen la policía busca a dos sospechosos, según informaron fuentes judiciales.

El hallazgo se registró en las últimas horas en una casa situada en Zeballos al 300 de la localidad de Bernal, en jurisdicción del mencionado distrito de la zona sur del Gran Buenos Aires.

Rodrigo Cristaldo. (Facebook)

Fuentes judiciales informaron a Télam que Cristaldo estaba siendo buscado desde el 5 de octubre tras una denuncia por averiguación de paradero de su familia en la comisaría 2da. de Quilmes.

El lunes 5 de octubre a las 9 de la mañana él salió de casa para la casa de mi tío y quedó en venir al mediodía y a partir de ese día no lo volvimos a ver“, había publicado hace unos días en las redes sociales Marta, madre del hombre.

Familiares del hombre le comunicaron en las últimas horas al fiscal de la causa, Leonardo Sarra, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de Quilmes, que le habían comentado que él tuvo un problema con el dueño de una casa situada en Zeballos 342, entre Ayacucho y Maipú, en Bernal.

Mi hermano es discapacitado, venía y le daba una mano en la limpieza (de la vivienda), un día se da cuenta que tiene una cocina de cocaína y armas, y ahí hay una pelea muy grande“, relató Maximiliano en diálogo con TN.

El hombre agregó que “a este tal Antonio le dijo ‘mirá en el problema en el que me podés meter, por qué no me decís, puedo caer preso y con la enfermedad mía no puedo tener problemas’, desde ahí este tipo juró que lo iba a dejar caminar y el día que lo agarrara lo iba a cortar en pedacitos“.

De acuerdo con su testimonio, este hombre se enteró que su hermano estaba “dando vueltas en la villa porque corta el pelo gratis, por eso lo conocen en toda Itatí, y un albañil lo vio salir de ahí con Rodrigo”, quien padecía de un problema de salud en el cerebro

Con estos datos, el fiscal Sarra dispuso un allanamiento de urgencia en el inmueble del sospechoso y dentro de un tambor encontraron un cuerpo descuartizado, cubierto de cal y cemento.

“El dueño de esa propiedad es vecino de una hermana de Cristaldo que hizo la denuncia por la desaparición y se llama Antonio Ansaloni”, precisó a Télam un vocero encargado de la pesquisa.

A su vez, cuando los policías llegaron al lugar para concretar el allanamiento advirtieron que dos sospechosos huyeron por los techos, por lo que realizaban distintas diligencias para poder localizarlos.

Con información de Télam.


En esta nota:

Policiales Crimen


Comentarios