Lo calificaron como "un ataque inaudito contra la oposición democrática".


El bloque de diputados nacionales del Pro expresó este jueves su “solidaridad” con Mauricio Macri y calificó como un “ataque inaudito” a la medida judicial que ordenó un operativo en su quinta para determinar si el exmandatario violó el aislamiento social tras el regreso de su viaje a Europa.

“El allanamiento realizado hoy en el domicilio del expresidente Mauricio Macri forma parte de un ataque inaudito contra la oposición democrática”, sostuvieron este jueves los legisladores del Pro en un comunicado emitido para repudiar la decisión del juez federal de Tres de Febrero, Juan Manuel Culotta.

El magistrado ordenó un procedimiento en la quinta “Los Abrojos”, donde vive el expresidente para acceder a las imágenes de las cámaras de seguridad del lugar con el objetivo de establecer si el exmandatario violó los 14 días de cuarentena obligatoria tras su regreso de su viaje a Europa, el 3 de septiembre pasado.

Es que, a pocos días de su llegada al país, Macri recibió, el jueves 10 de septiembre, en su quinta a intendentes bonaerenses del PRO, según reveló uno de ellos a través de un mensaje publicado en la red social Twitter.

“Hoy junto a @ezequielgalli y @rattofranc estuvimos (al aire libre) con @mauriciomacri. Conversamos sobre el presente de nuestro país y compartimos nuestra preocupación por el futuro”, publicó el jueves pasado el intendente de Pinamar, Martín Yeza, en su cuenta de Twitter.

Del encuentro habrían participado también el intendente de Olavarría, Ezequiel Galli, y su par de San Antonio de Areco, Francisco Ratto.

Los diputados del PRO adjudicaron la medida judicial a la “desmesura autoritaria del gobierno kirchnerista“.

La excusa utilizada es que (Macri) habría irrespetado el aislamiento social al reunirse con intendentes de Juntos por el Cambio. Semejante argumento solo sirve para disimular un mensaje revanchista y desmesurado, tanto en sus proporciones como en su contenido“, afirmaron en el comunicado.

En ese sentido, los legisladores advirtieron que “el gobierno ha ingresado en una fase peligrosa, propia del populismo autoritario, utilizando sus energías en combatir enemigos que en realidad son adversarios y presionando a algunos jueces para lograr sus objetivos reñidos con la legalidad”.

“Instamos a las autoridades nacionales a mantener la coherencia necesaria que debe existir entre las palabras y los hechos. El gobierno elegido por la soberanía popular debe legitimar su proceder gubernativo en el ejercicio del poder de acuerdo a lo que estable la Constitución Nacional”, añadieron.

Por último, sostuvieron que “el atropello al expresidente Mauricio Macri es otro baldón que se suma a la lista de atentados a la democracia perpetrado por quienes hacen del odio y la venganza un procedimiento estatal contra la libertad y la República”.

De ahí nuestro contundente rechazo y solidaridad con el expresidente agraviado“, completaron los diputados opositores.

Con información de Télam.




Comentarios