En los uniformados hubo repudio para algunas medidas y aplausos para otras. "Todavía no se levanta la protesta", dijo uno de los referentes.


El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, anunció el Plan Integral de Seguridad que contempla un aumento salarial para los policías bonaerenses. Y en Puente 12, en La Matanza, las reacciones de los uniformados fueron variadas.

Al enterarse de que la suba llevará a 44.000 pesos el salario de los oficiales, hubo aplausos, debido a que fue una de los puntos destacados del petitorio que elaboraron.

También hubo aprobación para la suba de horas extras y para el aumento del monto para la compra de uniformes, que estaba congelado en 1130 pesos y ahora pasará a ser de 5.000 pesos.

Sin embargo, hubo repudio por parte de algunos policías de la Provincia de Buenos Aires, debido a que no se mostraron conformes con el aumento. Además, ese grupo consideró que no se respetaron todos los puntos del petitorio que elaboraron, especialmente el primero de la lista: sanciones o sumarios.

“Nos vamos a quedar, tenemos una mesa negociación. La propuesta no nos termina de convencer Todavía no se levanta la protesta“, dijo uno de los referentes de la protesta policial.

Y agregó: “No queremos que nuestros compañeros terminen sumariado, no mencionaron eso. Nos ofrecieron un 30 y pico de aumento y no es lo que hablamos. Queremos que se haga público que nadie salga sumariado“. 




Comentarios