Recordada por su estrecha relación con Alejandro Iglesias, el primer chico trans que estuvo en la casa, la rubia se dedica a la producción audiovisual.


Uno de los personajes más recordados de la edición de Gran Hermano 2011 es Luz Ríos, la rubia de pelo corto y sonrisa amplia. La joven era bailarina y hablaba ante las cámaras abiertamente de su sexualidad. Tal es así que durante los 84 días que estuvo en el programa, su sostén fue Alejandro Iglesias, un joven trans que contó la decisión de vida que había tomado y sus avatares.

Luz no siguió el camino mediático tras abandonar el reality. Se dedicó a la danza y según publicó el portal Paparazzi, logró desarrollarse en esa disciplina. Por eso se fue a trabajar y a vivir durante tres años a Chile, y luego seis meses a Miami. 

Luz Ríos (Instagram)

Consultada sobre el motivo que la llevó a inscribirse en Gran Hermano, recordó: “Entré porque tenía ganas de vivir una experiencia distinta y poco común. De la cual aprendí muchísimo sobre mí misma y de la vida en general”.

Además, contó que tras su salida del programa trabajó durante un tiempo en eventos de prensa asistiendo y “aprendiendo el medio desde otro lugar”. Y agregó: “A los 25 me fui a trabajar y vivir allá (Chile) por casi tres años. Bailaba en eventos y discos. También estuve seis meses en Miami bailando junto a Jésica Hereñu”

Luz Ríos (Instagram)

Sobre su retorno a la Argentina, la joven bailarina señaló: “Volví hace unos tres años. Ahora me dedico a la producción audiovisual y de eventos. En esta cuarentena estoy aprovechando a full para crear y organizar trabajo para cuando termine todo esto”.

En la actualidad Luz Ríos se encuentra en pareja con Julieta Zanzuchi: “Estoy de novia hace más de un año y con muchos planes a futuro”. Asimismo, aclaró que su novia no tiene relación con el medio y que se encontraba “cursando su segunda carrera: Ingeniería”. Finalmente, reveló que el año que viene están planeando casarse.

Luz Ríos (Instagram)


En esta nota:

Entretenimiento


Comentarios