Bayern Munich, de Alemania, venció 3-0 a Olympique Lyon, de Francia, y  se clasificó a la final de la Champions League, que se disputa en Portugal y sin público.

Lyon tuvo un par de situaciones claras de gol en el arranque del partido, pero falló en la definición. En cambio, Bayern Munich no desaprovechó sus oportunidades y a los 18 minutos de juego abrió el marcador con un golazo de Serge Gnabry.

A los 33', el propio Gnabry amplió la ventaja y comenzó a consolidarse como la figura del encuentro.

El Bayern, que venía de aplastar 8-2 al Barcelona de Lionel Messi en cuartos de final, sentenció la historia a los 88' con un cabezazo de su goleador, Robert Lewandowski.

De esta manera, el conjunto alemán se enfrentará en la final contra París Saint-Germain, que en la otra semifinal venció 3-0 a Leipzig. El partido por la "Orejona" se jugará el próximo domingo 23 de agosto en el Estadio Da Luz, de Benfica.