La vicepresidenta se refirió en su cuenta de Twitter a la causa de una presunta asociación ilícita que involucra al ex mandatario e instigó a los jueces.


La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner cargó esta noche en su cuenta de Twitter contra el expresidente Mauricio Macri luego de que la Cámara Federal porteña revocara este jueves la orden de la jueza María Servini para analizar las comunicaciones telefónicas del ex mandatario y sus funcionarios en el marco de una causa en la que lo acusan de haber formado una asociación ilícita para despojarlos del Grupo Indalo, de Cristobal López y Fabián De Sousa.

“Los jueces Martín Irurzun (el de la doctrina de las prisiones preventivas para los opositores de Macri) y Leopoldo Bruglia (el trasladado flojo de papeles, sin acuerdo del Senado y sin prestar juramento de Ley) acaban de consagrar una vez más la impunidad para Mauricio Macri”, comenzó diciendo la vicepresidenta en su cuenta de Twitter.

Y continuó: “La prueba solicitada iba a demostrar la existencia de la mesa judicial macrista y su articulación con los servicios de inteligencia y con distintos miembros del Poder Judicial de la Nación para perseguir opositores y apoderarse de empresas ajenas”.

También la mandataria relató su experiencia: “Me espiaron, me siguieron, me escucharon y difundieron llamadas privadas ilegalmente… Y se llenan la boca hablando de la República” y aseveró: “Máximo tenía razón: en ningún lugar del mundo Macri va a tener más impunidad que en la Argentina. El Poder Judicial argentino se la garantiza”, dijo.

La Cámara Federal porteña revocó la resolución de la jueza María Romilda Servini que dispuso el relevamiento de las llamadas del expresidente Mauricio Macri entre enero de 2016 y agosto de 2019 y le ordenó que “limite los alcances de las medidas de prueba a los espacios de tiempo que se ciñan estrictamente a los momentos -a su modo de ver- relevantes” para el caso en el que se investigan presuntas presiones sobre el Grupo Indalo.

La decisión fue adoptada por la sala II del tribunal de apelaciones porteño, que resolvió en relación a tres recursos de queja presentados por la defensa del propio Macri pero también por las defensas del exjefe de asesores del gobierno de Cambiemos, José Torello, y la del abogado Fabián “Pepín” Rodríguez Simón.

Los jueces Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia revocaron la medida ordenada por la jueza Servini tras hacer notar que la jurisprudencia de la Corte Suprema y la de la Corte Interamericana establecen que “las pruebas ordenadas en el juicio penal se atengan a pautas de necesidad, razonabilidad y proporcionalidad”, criterios que, entendieron, no se habían aplicado en este caso.




Comentarios