Los ladrones soltaron al chico a los pocos metros. Imágenes sensibles.


El video de un tremendo robo se conoció el jueves. Se ve cómo dos delincuentes abordan a una mujer que está cerrando su casa para salir, se suben a su auto, que está sobre el puente, y escapan en el vehículo, con el hijo de la víctima a bordo.

Ocurrió en el barrio San José, de Lomas de Zamora. La mujer forcejeó con los ladrones, y hasta los golpeó con una cadena, pero los dos delincuentes lograron escapar con el auto, e incluso la hicieron caer y resultó herida.

Fue cerca de las cuatro de la tarde, a plena luz del día. La mujer gritó repetidamente “está mi nene adentro”, mientras golpeaba al delincuente que tomó el asiento del conductor, pero eso no los desalentó.

Según informó TN, los ladrones bajaron al chico del auto a unos 200 metros de la casa de la víctima, y no fue herido.

La palabra de la mamá

Este viernes a la mañana, la víctima del robo habló con la prensa y dijo estar “muy afectada”. “Estamos cansados ya, nos vaciaron la casa dos veces. Somos peluqueros, iba a trabajar. Iba a dejar a mi nene un ratito con mi mamá para poder trabajar”.

“Estaba cerrando el portón y los vi en la esquina, y lo primero que quise fue sacar a mi nene de adentro del auto. Es el único nene que tengo, casi lo pierdo antes que nazca, no puedo tener otro más. Sentí que se llevaban todo, no me importó el auto, solo quería mi nene, y verlos que se iban y no me lo dejaban… me desesperé, no me importó que tengan armas, no me importaba nada”, dijo la mujer, en llanto.

Yo lo llamaba y él me gritaba “mamá”, le empecé a pegar con lo que tenía en la mano porque no se bajaba, me aferré muy fuerte de la puerta y quería darla vuelta, no sé. Sentí que me moría porque corrí detrás de ellos y ellos no paraban. Grité con todas mis fuerzas y salieron todos mis vecinos, y corrieron, autos pararon”, narró.

La mujer contó también que en la cuadra siguiente a la de su casa, los delincuentes “tiraron” a su hijo del auto. “Me dijo ‘mamá me tiraron’, vino corriendo, porque lo tiraron en la otra cuadra. Cuando lo vi que venía sangrando la boca, fue horrible”, recordó, con su brazo derecho enyesado por una fractura producto de la caída.




Comentarios