Nueve de cada diez casos confirmados de Covid-19 están en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), que viene de una fase de cuarentena dura sin los resultados esperados y, según las autoridades, está aún por enfrenar las semanas “más difíciles” de la pandemia, dado que se espera aumento de contagios y de muertes.

"Se sabrá cuándo llegó el pico una vez que el pico haya pasado", le explicó una fuente del ministerio de Salud de la Nación a Vía País. Si bien consideró "imposible" señalar ahora ese momento, dijo que hay una clara aceleración en los contagios.

Según el último parte difundido por la cartera sanitaria, la provincia de Buenos Aires tiene 80.618 casos y la Capital Federal, 49.549. Entre las dos reúnen más de 2.400 fallecidos. Y dentro de ambas jurisdicciones, sólo en el AMBA está el 95% de los casos.

Se confirmaron 5.782 nuevos casos de Covid-19 en el país y 98 muertes. Con estos registros, suman 141.900 positivos en el país. De los casos, el 90% están en territorio bonaerense o porteño. En la Ciudad, la curva viene más planchada (entre 1.000 y 1.400 casos por día). Pero en el Conurbano, la tendencia se está acelerando.

Si bien entre el 1 y el 17 de julio rigió en el AMBA una cuarentena estricta (fase 1), la curva de casos no está reflejando un impacto positivo de esa medida. "Claramente eso no fue cuarentena, tomás los números y no se vieron resultados", opinó Claudio Belocopitt, presidente de la Unión Argentina de Entidades de Salud del Sector Privado (UAS).

(Foto: Paula Acunzo/ZUMA Wire/dpa)

Leticia Ceriani, subsecretaria del ministerio de Salud bonaerense, tiene una visión distinta. "Esa cuarentena sirvió para disminuir la velocidad de los contagios y para tener un porcentaje de ocupación de camas estabilizado". Aunque reconoció el la cantidad de casos "sigue siendo alta y no se llegó a bajar la curva".

En una conferencia de prensa, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, advirtió que "las próximas semanas serán muy intensas, quizás las más duras", por lo que solicitó a la población del AMBA evitar reuniones familiares y con amigos en lugares cerrados. "Sepan que los encuentros de los fines de semana son peligrosos", dijo.

La secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, afirmó que "la pandemia no pasó en el AMBA, no pasó en Argentina, no pasó en el mundo", por lo que reclamó a la población seguir respondiendo a las recomendaciones estatales. Y se refirió a que "la población pueda seguir entendiendo el rol de la responsabilidad individual".

En línea con Quirós y Vizzotti, Ceriani advirtió que “muy probablemente el escenario sea volver atrás o endurecer la cuarentena” si la curva de contagios no va encontrando un techo y empieza a bajar. En Salud de Nación le dijeron a este diario que el indicador clave para tomar decisiones será el de la ocupación de las camas en las Unidades de Terapia Intensiva.

La gestión de Axel Kicillof anunció que le pagará 500 pesos por día a cada paciente que acepte transcurrir el tiempo de cuarentena obligatoria en uno de los centros de aislamiento que se montaron durante la pandemia, con un plazo máximo estimado de 10 días. Esto es para evitar que esa persona contagie a su núcleo familiar o de amistades.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.