El presidente habló de la desigualdad social que hay en la región.


El presidente Alberto Fernández convocó este jueves a la “unidad” de los países miembros del Mercosur para “encontrar soluciones al mayor desafío de la región que es la desigualdad social” y hacer frente a la pandemia de coronavirus.

Los convoco a asumir el desafío de debatir y trabajar para ver cómo construimos un mundo más equilibrado y cómo empezamos desde aquí a poner fin a la desigualdad social que lastima día a día a América Latina”, dijo Fernández durante su discurso en la 56ta. Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur, que se realizó desde Paraguay por teleconferencia.

La Cumbre del Mercosur se realizó por teleconferencia desde Paraguay. (AFP)

En su discurso, el mandatario realizó un breve análisis de la situación mundial por el coronavirus y señaló que “el mundo se dio vuelta y la economía integral está padeciendo como nunca se ha visto”.

“Más que nunca me convenzo de la necesidad de que integremos una región única en América latina“, planteó.

“América latina está llamada a ser una reunión única e integrada”, reafirmó Fernández e indicó que es la región “con la mayor desigualdad social en el marco de la mayor crisis económica mundial”.

Entre los objetivos para el Mercosur, Fernández sostuvo la necesidad de que los integrantes “vean cómo lograr que los desequilibrios y asimetrías desaparezcan” en el bloque “en favor de Uruguay y Paraguay, que necesitan tener un desarrollo tan pujante como Brasil y Argentina”.

Además, habló de la necesidad de “ver cómo nos integramos al mundo globalizado como región, todos juntos, porque si cada país lo hace solo va a estar a atado a su suerte”.

Estoy aquí para que nos unamos y trabajemos más juntos que nunca porque la historia nos ha puesto el desafío de gobernar nuestros países en un tiempo de mucha enfermedad y desigualdad, pero también no da una oportunidad de construir algo diferente. Tenemos que estar más unidos que nunca”, remarcó la residencia de Olivos.

En tanto, Fernández les envió un mensaje a todos los líderes de la región al afirmar que “pensar el Mercosur significa entender que estamos obligados a buscar un destino común, más allá de lo que nosotros pensemos, porque son nuestros pueblos así lo exigen”.




Comentarios