Tras la reunión con Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta, el gobernador habló sobre la etapa que empieza el lunes.


El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, dijo este miércoles por la noche que “cuando crecen los casos se toman decisiones más restrictivas“, en una jornada que tuvo un nuevo récord diario de infectados en el país.

Tras la reunión que mantuvo en Olivos con el presidente Alberto Fernández y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, Kicillof destacó que “hay países vecinos donde hay una catástrofe sanitaria por el coronavirus”, algo que no ocurre en la Argentina.

Además, afirmó que “no hay competencia ni un problema político” entre su provincia y la Ciudad de Buenos Aires por el manejo de la pandemia. Y agregó que le “repugna” que se intenten buscar diferencias entre ambos distritos.

“Esto no es una competencia, hay que buscar un equilibrio. Cuando hay dos jurisdicciones hay que evitar que se crucen los casos para que no se contagien. No es un problema político y no estoy presionando, ni juzgando y no es cuestión de echar culpas ni hacer política con esto”, aseguró Kicillof.

“El AMBA es un continuo y una cosa que pasa de un lado de la General Paz pasa en el otro, es razonable y tenemos que buscar ese equilibrio; esto no es un problema político sino epidemiológico y de cuidarle la salud de la gente. Hay que tratar de ayudarse mutuamente e impedir que se desplace la enfermedad”, explicó.

Cabe recordar que el Ministerio de Salud confirmó este miércoles 474 nuevos contagios y otras 10 muertes por coronavirus en las últimas 24 horas, lo que marca un nuevo récord de casos diarios.




Comentarios