La comediante contó que la crisis económica por la cuarentena obligatoria afectó muy negativamente su negocio.


Debido a la cuarentena obligatoria que se impuso el 20 de marzo en todo el país, algunos locales y pequeñas empresas están luchando por sobrevivir y pagar el sueldo de los empelados. Muchos sectores y trabajadores se ven gravemente afectados, entre ellos, los peluqueros.

En diálogo con Confrontados, Lizy Tagliani reveló la angustia que siente ante esta situación. “La verdad es que nos va bien en mi peluquería. Es una peluquería muy pequeña, por lo cual no deja ganancias como para tener un colchón guardado en el banco, ni ahorros, ni mucho menos. Vivimos al día y vivimos bien. No debemos absolutamente nada, ningún impuesto, ningún producto, nada”, afirmó.

Sin embargo, este escenario modificó rotundamente las cosas. “Todo esto hizo que nos replanteemos la situación. Justo vence el contrato en mayo y la verdad es que el dueño del local necesita el dinero porque él dice que lo necesita para su mamá y está en todo su derecho. Con lo cual, no puede respetar los tiempos que dice el Gobierno de esperar para que uno pague el alquiler, ni los 180 días ni nada. Él quiere del 1 al 10 el alquiler, como corresponde, el alquiler”, agregó la comediante.

“Entonces, por ahora, lo estoy pagando de mi sueldo de la televisión, pero cuando termine el contrato no vamos a seguir con la peluquería“, afirmó. Y sostuvo: “La idea es que cada uno de los chicos haga a domicilio para empezar a juntar plata. Y, más adelante, cada uno hará un despliegue para salir adelante por sí solo, o nos volvemos a encontrar. Eso será cuestión del destino”. 




Comentarios