El Gobierno nacional reclamó extremar los controles en las residencias de adultos mayores tras las muertes y los contagios masivos que se produjeron por el coronavirus y reconoció que esos son "lugares explosivos" frente a la pandemia.

El ministro de Salud, Ginés González García, reveló este viernes que ese fue uno de los pedidos que les transmitió este jueves a sus pares provinciales con quienes mantuvo una videoconferencia para definir las acciones conjuntas contra el Covid-19.

El ministro de Salud, GInés González García. (Clarín)

"Es un lugar explosivo porque no solamente están (las personas que integran) el grupo en riesgo mayor, sino que además están todos juntos, con lo cual, claramente el cuidado tiene que extremarse", manifestó el funcionario nacional en declaraciones a Radio Con Vos.

El titular de la cartera sanitaria indicó que por ello se le solicitó a los ministros provinciales que se profundicen las medidas de prevención para evitar el ingreso del virus a los geriátricos.

"Ayer (por este jueves) hablé con todos los ministros provinciales para que extremen en sus jurisdicciones toda la fiscalización de los geriátricos", insistió.

El ministro se pronunció así tras conocerse en los últimos días varios casos de contagios masivos en residencias de distintas partes del país. Esos episodios se sucedieron en la Capital Federal y uno de los episodios más alarmantes se produjo en Córdoba, donde se confirmaron 4 muertes y 65 contagios en el geriátrico Santa Lucía de Saldán.

De los 65 diagnosticados como positivos entre el 9 de abril y ayer, 50 eran residentes y 15, empleados o contactos de esos empleados.

Contagios entre el personal médico

González García también manifestó su preocupación por los profesionales médicos que se contagiaron coronavirus e incluso remarcó que la posibilidad de "quedarnos sin gente capacitada para atender a los enfermos" le genera "más miedo" que la eventual falta de respiradores.

“Yo le tengo mucho más miedo al problema de que nos quedemos sin gente capacitada para atender a los enfermos que a que nos falten respiradores, que estoy seguro que vamos a tener una cantidad muchísimo mayor”, manifestó el funcionario nacional.

El ministro de Salud de la Nación reconoció que “hay un factor crítico que es la vestimenta” pero también alertó sobre los “hábitos” y las “conductas” de los médicos, enfermeros y demás integrantes del sistema de salud que atentan contra las medidas de prevención para evitar la propagación del coronavirus.

"Hay un factor crítico que es la vestimenta. Ninguna se fabricaba en el país. Lo que hicimos de entrada es, por un lado, salir a comprar todo lo que se podía afuera. Eso no sólo lo hizo la Nación sino sus jurisdicciones, porque lógicamente la ropa de sus trabajadores depende de las jurisdicciones, sean públicas o privada", indicó.

EFE/Juan Ignacio Roncoroni

Seguido, el titular de la cartera sanitaria subrayó que “el Gobierno nacional también salió a comprar” y que esos insumos comenzaron a llegar con los aviones que vinieron de afuera: “Trajeron básicamente ropa, vestimenta, la industria local empezó a producir, está entregando desde hace dos o tres días. Nosotros estamos empaquetando para ayudar a la provincias y distribuir”, aseguró.

"Pero no es sólo la ropa, es también todos los cuidados que hay que hacer. Por supuesto que hay que cuidar a todos, pero a la primera línea, los que están más expuestos, que son los trabajadores de la salud y los que tienen más riesgo por su propia profesión tenemos que cuidarlos aún más y enseñarles que se cuiden aún más. Y eso es central", planteó.

Por ello, González García dijo que se están reforzando las gestiones para capacitar al personal sanitario porque, insistió, "en casi todos los casos que se han dado, en realidad, no ha sido la ropa el tema central por el que se dieron los contagios".

Las declaraciones del ministro nacional se producen tras confirmarse el jueves la muerte de otro médico por coronavirus y en el marco de la polémica que se generó por las gestiones que inició el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, para aceptar un ofrecimiento de Cuba y traer al país a unos 250 profesionales de la salud para reforzar la capacidad de cara al pico de la pandemia .

“No sé si Alberto Fernández se cuida todo lo que debería”

El ministro de Salud se refirió a los cuidados que mantiene el presidente Alberto Fernández para evitar contagiarse coronavirus sin interrumpir la intensa agenda que lleva adelante y que se intensificó con la llegada de la pandemia y el agravamiento de la crisis económica.

(Agence France-Presse — Getty Images)

“Hicimos un protocolo. El Presidente se cuida, pero hay momentos de cercanía con la gente, la gente lo quiere saludar. El otro día, por ejemplo, fuimos al Malbrán y fue muy simpático todo lo que pasó, estaban todos contentísimos, nunca había ido un Presidente, pero después se querían acercar y uno no sabe cómo manejar eso. Así que ha restringido muchísimos sus salidas”, describió.

Sin embargo, seguido reconoció: “Yo no podría decir cuánto se cuida, pero claramente se cuida mucho más. No sé si todo lo que debería, en ese sentido uno a veces aconseja que haga más cosas que uno a veces por las propias circunstancias no hace. Yo creo que todos nos estamos cuidando, además porque estamos dando el ejemplo”.